La Verdad

La ciencia florece en El Malecón entre acertijos y realidad virtual

fotogalería

Los escolares participaron entusiasmados en todos los experimentos de la feria. / :: Javier Carrión / AGM

  • Los investigadores exigen más financiación para aprovechar el potencial de los jóvenes en la Semana de la Tecnología, abierta hasta mañana

El jardín del Malecón era ayer un hervidero de niños y jóvenes que acudieron a la XIII Semana de la Ciencia y la Tecnología, que se celebra hasta mañana. Está organizada, a través de la Fundación Séneca, por la Consejería de Industria, Turismo, Empresa e Innovación, y su titular, Juan Carlos Ruiz, destacó en la inauguración su principal objetivo: «Fomentar la vocación científica e investigadora de los niños». Una afirmación que contrastaba con la opinión de algunos científicos allí presentes, que reclamaron más inversión para desarrollar el potencial de los investigadores murcianos y evitar de ese modo la 'fuga de cerebros'.

«Hace falta bastante inversión para que podamos tener un futuro en el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Creo que potencial tenemos mucho, pero pasa por apostar por él», aseguró María Teresa Castells, responsable del Servicio de Apoyo a la Investigación de la Universidad de Murcia. Un punto de vista en sintonía con el de su colega Marcos Egea, profesor titular de Genética de la Universidad Politécnica de Cartagena: «Estamos en una situación muy difícil porque se han ido degradando los niveles de financiación. Parece que estamos saliendo de la crisis y, desde luego, el modelo productivo se va a mantener, mientras que no se crean empresas de desarrollo tecnológico que vienen de la investigación y que surgen de las universidades, de los centros de investigación, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, etc». El profesor Egea lamentó que «es desazonador estar en paneles internacionales de evaluación de proyectos de países a los cuales nosotros miramos por encima del hombro, en todos los aspectos, y que sus proyectos científicos estén entre diez y veinte veces por encima de lo que recibimos nosotros en cuanto a asignación económica y de personal. Eso aquí es impensable».

Una curva muy rápida

Al margen de esta preocupante realidad, el caldo de cultivo de esta feria de la ciencia ya dejaba ver sus frutos en la primera jornada. En el stand del IES El Palmar, María Ángeles Sánchez, estudiante de 2º de Bachillerato de la rama de Ciencias de la Salud, mostraba orgullosa a otros jóvenes su experimento basado en la curva cicloide: «Es una de las curvas más rápidas y es usada en los relojes de péndulo, así no se retrasan». María Carmen Torres, encargada de Actividades Extraescolares de este centro, aseguraba que «los alumnos están muy implicados y están haciendo todas las explicaciones del proyecto muy bien».

La oferta de esta muestra es tan extensa como variada; más de 300 actividades en los 67 stands de medio centenar de organismos e instituciones. Pero hay dos que llaman la atención de los visitantes sobre los demás: los robots y la realidad virtual. Alberto Bernabeu, coordinador del proyecto de Robótica del Colegio Nebrija, explicó que «tenemos distintos robots para que los chavales puedan ver ejemplos de programación para hacer determinadas cosas; que el robot avance, retroceda o gire. También tenemos actividades de construcción, entonces los chicos tienen que montar los robots y programarlos para que hagan las misiones establecidas».

El otro gran éxito de esta feria este año es la realidad virtual. «Tenemos experimentos de realidad virtual para hacer estudios en el entorno psicológico, como el análisis de emociones», comentó María Teresa Castells, de la UMU, que indicó que «estamos teniendo colas durante toda la mañana para probarlo», que seguro que se repetirán hoy y mañana para testar otro artilugio muy de moda: las impresoras 3D.

Aplicaciones cotidianas

La ciencia ofrece también otras utilidades más sencillas o, al menos, más cotidianas, como las que muestra el departamento de Genética de la Universidad Politécnica de Cartagena; un proyecto para producir más proteínas en leguminosas como alubias o lentejas, otro para controlar el olor y el sabor de las plantas. La gallina murciana también está presente en la Semana de la Ciencia. El profesor Egea señaló que este plan «pretende mejorar la especie identificando aquellas hembras que son altamente ponedoras, de forma que se pueda llegar a un nivel mayor de producción del huevo ecológico».

La Semana de la Ciencia coincide con el aniversario del nacimiento de Marie Curie, física, matemática y química polaca, con nacionalidad francesa, que fue pionera en el campo de la radiactividad. 'Madame Curie' revive en Murcia a través de una exposición titulada 'Científicas invisibles', que muestra el papel de las mujeres en la ciencia.