La Verdad

Cascadas de luces y señales dan seguridad en las rotondas

Glorieta de intersección entre Ronda Sur y la avenida de Los Dolores, conocida como de 'Mediamarkt', con rótulos luminosos y luces led en los bordillos. / GUILLERMO CARRIÓN/AGM
  • En la glorieta de El Tiro colocarán pulsadores para los ciclistas, que activarán discos luminosos como los del tranvía

La glorieta de intersección de Ronda Sur con la avenida de Los Dolores es como un tiovivo de feria. Cascadas de luces led en los bordillos de la rotonda y señales luminosas refulgentes indicadoras de que se accede a una glorieta y de reducción de velocidad a 30 kilómetros/hora obligan al conductor que antes titubeaba ante la señal de 'ceda el paso' a frenar y, casi con total seguridad, a parar el vehículo. Éste es el principal objetivo de las actuaciones que está llevando a cabo la Concejalía de Tráfico y Transportes, que dirige Javier Iniesta: aportar seguridad en las glorietas de más intensidad de tráfico, entre ellas la llamada glorieta de Mediamarkt, que tiene una intensidad de 65.000 vehículos al día, y donde se han colocado señales verticales con led, discos indicativos de reducción a 30 km/hora , captafaros en arcenes exteriores y una cascada luminosa en el bordillo interior de la glorieta.

Las actuaciones afectan a cuatro glorietas y, además de la de Mediamarkt, ya se han llevado a cabo obras en la intersección sobre la carretera de La Alcayna-Altorreal. También se está trabajando en la rotonda de acceso norte al campus de la Universidad de Espinardo y, posteriormente, se acometerán las obras de la intersección de la calle Mayor de Espinardo con la calle Antonio Rocamora. El conjunto de actuaciones forma parte del proyecto Mobisec, que está financiado por la Dirección General de Transportes de la Comisión Europea en un 80% y en un 20% por el Ayuntamiento. El proyecto salió a contratación por 185.000 euros (de los que 126.000 eran de materiales y ejecución de obra, a lo que hay que sumar la redacción del proyecto) y se adjudicó por 111.000 euros a Probisa Vías y Obras y Murciana de Tráfico SA.

Otra de las rotondas en las que ya se ha intervenido es la intersección sobre la carretera de La Alcayna y Altorreal que da acceso a la zona comercial de Nueva Condomina. El concejal de Tráfico, Javier Iniesta, indicó, cuando anunció el comienzo de las obras, que «es una glorieta que está en terreno inclinado, con escasa visibilidad y tiene dos problemas: el exceso de velocidad en el sentido norte-sur y la reducción de la velocidad de los vehículos que se dirigen al centro comercial, lo que, en ocasiones, origina problemas, además de elevadas puntas de intensidad de tráfico coincidiendo con entradas/salidas del horario comercial y en días festivos por los accesos al estadio de fútbol.

Allí las actuaciones han consistido en reducir la velocidad de circulación a 30 km/hora (en vez de 50 km/h como había antes), colocar señalización vertical con led para aumentar la visibilidad y carteles de aviso de presencia habitual de ciclistas en la calzada. Además, se han puesto captafaros en arcenes, una cascada luminosa secuencial en el bordillo interior y bandas sonoras de preaviso a la intersección.

Pablo Marín, ingeniero y jefe de servicio de la Concejalía de Tráfico y Transportes explica que en la glorieta de Mediamarkt «hemos preferido no colocar bandas sonoras para evitar molestias a los vecinos».

Esta semana se está trabajando ya en otra importante intersección. Se trata de la glorieta de El Tiro, acceso norte al campus de la Universidad, conocida también como la de los «cigarros» y en donde se va a llevar a cabo una experiencia piloto: unos paneles luminosos similares a los empleados por el tranvía, que se activan mediante pulsadores colocados en un poste en el lado derecho de los accesos a la glorieta. Los paneles parpadearán para informar de la presencia de ciclistas y se apagarán automáticamente después. Se trata de una glorieta de grandes dimensiones, con tráfico elevado y vehículos pesados. En ella falleció arrollado por un camión en 2012 un monitor de ciclismo, funcionario de Urbanismo. En esa glorieta se reducirá la velocidad a 30 km/hora e instalarán bandas sonoras.

Para el final de las actuaciones se ha dejado una de las de menor envergadura, aunque no por ello menos importante para incrementar la seguridad no solo de los conductores de vehículos, sino la de los peatones y los ciclistas, que son los colectivos más vulnerables en los viales y especialmente en las rotondas. En la intersección con la calle Mayor de Espinardo se va a segregar del tráfico rodado un carril bici.

Marcha atrás en Juan Carlos I

Por el contrario, la Concejalía de Tráfico y Transportes ha tenido que dar marcha atrás en otra de sus iniciativas para dar agilidad al tráfico en la rotonda de Juan Carlos I con la avenida de los Pinos, donde se habían puesto los semáforos en ámbar de manera permanente para agilizar el paso, y han tenido que volver a la señalización convencional por los problemas de colisión entre vehículos que se producían.

Se mantiene solo el ámbar en la intersección de Juan Carlos I con Abenarabi y continúa la limitación de velocidad a 30 kilómetros/hora en toda la rotonda, manteniéndose los grandes carteles amarillos de 'usted no tiene prioridad'. La complejidad de esta intersección se agudiza por el paso del tranvía y porque hay, al menos, tres carriles para el tráfico. Ni la presencia de Policía Local durante los primeros días porque los conductores suelen ser respetuosos cuando ven a los agentes», ni el radar informativo han contribuido a que los conductores se mentalicen de cuándo tienen o no prioridad, por lo que el semáforo en verde les vuelve a dar el pistoletazo de salida y en rojo la orden de parada.