El Pleno saca adelante las cuentas con la abstención del PP y el Grupo Mixto

Momento de la votación de los Presupuestos de este año, ayer./A. Gómez
Momento de la votación de los Presupuestos de este año, ayer. / A. Gómez

El superávit, de 3,4 millones de euros, se destinará a la mejora de caminos y a dar solución al emisario de aguas residuales de Ascoy

ANTONIO GÓMEZCIEZA

El gobierno local, formado por PSOE, IU y Podemos, sacó ayer adelante los Presupuestos de 2018 con la abstención del PP y el Grupo Mixto, integrado por CCCi y Cs, y el voto en contra de los cuatro concejales no adscritos. Las cuentas contemplan por primera vez subvenciones a las asociaciones de vecinos mediante concurrencia competitiva, propuesta que se realizó en el Consejo de Relaciones Vecinales y cuyas bases se elaborarán conjuntamente con los vecinos. También incluyen una partida para el próximo proceso de presupuestos participativos, que comenzará a gestarse tras el verano. Otra de las novedades es que el Plan de Obras y Servicios se someterá a participación ciudadana mediante votaciones directas y consultas a los ciezanos. En total, serán 500.000 euros los que se invertirán en los barrios y calles de la localidad.

El Presupuesto queda cifrado en 22.612.390 euros. El capítulo de gastos de personal asciende 10.526.140 euros, con un incremento del 1,81% respecto al de 2017. Los gastos corrientes en bienes y servicios suponen para este ejercicio un importe de 7.505.706 euros, disminuyendo en un 1,48% con respecto al anterior. Y las inversiones suben a 1,8 millones, financiadas con subvenciones procedentes de fondos europeos Feder, por un importe de 1.354.550, con un préstamo de 408.000 euros y recursos generales que ascienden a 136.638 euros.

Las inversiones más importantes se centrarán en la remodelación del centro cultural Géneros de Punto, la reparación de la pista de atletismo, la creación de un parque de vivienda municipal, el cubrimiento del siguiente tramo de la rambla de El Realejo, la creación de un gastromercado y un espacio 'co-working'. Además, el superávit de más de 3,4 millones de euros del ejercicio anterior se destinará a la mejora de los caminos rurales, calles y espacios públicos, y a dar solución al problema del emisario de aguas residuales de Ascoy.

Para los socialistas, «son unos presupuestos que reactivan nuestra ciudad y que, junto a las inversiones económicas, han reconciliado las aspiraciones de progreso y transformación de Cieza». Por su parte, Francisco Saorín, de IU, valora positivamente las cuentas aprobadas «por el aumento en el gasto en bienestar social, velando especialmente por el mantenimiento de los servicios que debería sostener la Comunidad Autónoma y no lo hace porque los va olvidando progresivamente». Y desde Podemos aseguran que las cuentas están «muy bien diseñadas».

Críticas de la oposición

Por su parte, María Dolores Hortelano, del PP, cree que «los Presupuestos están muy alejados de las promesas que el tripartito hizo a los vecinos. Son decepcionantes y ponen de manifiesto el fracaso de lo que llamaron el gobierno del cambio. Han centrado todo el esfuerzo económico en la reforma de edificios administrativos y la construcción de nuevos despachos». Añade que «estas cuentas deberían centrar el grueso de las inversiones en mejorar espacios públicos».

El portavoz de Ciudadanos Centristas Ciezanos, José Luis Vergara, sostiene que «los Presupuestos están mejor diseñados. La abstención se debe a la tardanza de los mismos y a la ausencia de una tramitación democrática del expediente».

«Los partidos que forman el gobierno han decidido iniciar la propaganda electoral de cara a los próximos comicios municipales», dijo Óscar Verdejo, de Cs. «Pero entendemos que el remanente de tesorería no puede tocarse y el superávit de los dos últimos ejercicios suman alrededor de unos 7 millones. A esto hay que añadir que los fondos europeos de la estrategia Edusi son el motor de salvación de este gobierno, por ellos y el trabajo de colaboración de la oposición han podido salir adelante».

Finalmente, Enrique Fernández, portavoz de los cuatro concejales no adscritos, justifica el voto en contra de los ediles argumentando que «han tardado veinte meses en traer al Pleno los Presupuestos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos