Las heladas amenazan hasta tres mil empleos de la campaña de fruta de mayo

Bidones de parafina encendidos en una explotación agrícola de Cieza para combatir las heladas./COAG
Bidones de parafina encendidos en una explotación agrícola de Cieza para combatir las heladas. / COAG

Las tareas de aclareo se paralizan a causa del frío y UPA alerta de que el 30% de la cosecha temprana está dañada

ANTONIO GÓMEZCIEZA

El nuevo episodio de heladas podría poner en peligro entre 2.000 y 3.000 puestos de trabajo de las tareas de recolección y el proceso de manipulado de la fruta que se desarrolla durante la campaña de las cooperativas de Cieza. En la madrugada del viernes, los termómetros cayeron en picado en las explotaciones y se llegaron a alcanzar picos de entre 4 y 5 grados bajo cero, lo que llevó a las organizaciones agrarias Coag y UPA a alertar de que este desplome de las temperaturas «ha afectado negativamente a las variedades tempranas y extratempranas de fruta que se recolectan a lo largo del mes de mayo». Las organizaciones indicaron que el daño total podrá constatarse en unos días, ya que en la actualidad los peritos están trabajando. No obstante, prevén que solo se podrá salvar parte de la producción de paraguayos y melocotón rojo. «Las mayores pérdidas caerán sobre la nectarina y albaricoque, entre otras variedades», aseguraron ayer a 'La Verdad' desde Coag y UPA.

Las zonas más afectadas se encuentran a partir del paraje de El Horno, especialmente en la Venta Reales, La Carrasquilla y Cañada Vieja. «Estas pérdidas repercutirán negativamente con la reducción de miles de puestos de trabajo durante mayo, con lo que se producirá un mazazo a la economía local», reflexionó Manuel Martínez, presidente de Coag Cieza.

Los productores están tratando de defenderse con bidones de parafina, pero el frío avanza y también está afectando a frutales de Blanca, Abarán y Calasparra. La preocupación se extiende al almendro extratemprano de las comarcas del Altiplano y del Noroeste. De hecho, para esta noche se prevén temperaturas de -3 grados centígrados en Carraca de la Cruz y -2 grados en Caravaca.

Antonio Moreno, de UPA, corroboró que «se han visto afectados» los frutales que se encontraban en floración en la comarca de la Vega Alta del Segura. Esta organización cifró los daños en la cosecha de frutas extratemprana y temprana «por encima del 30%, lo que superará los 60 millones de kilos de fruta del mes de mayo».

Aunque este tipo de cultivo cuenta con un alto grado de aseguramiento, Moreno avanzó que «es muy posible que los daños acaecidos no los pueda recuperar el agricultor debido a las franquicias tan elevadas que tienen estas líneas y a la caída de contratación para el riesgo de helada que ha habido en variedades tempranas y extratempranas». UPA incidió en que a los efectos del frío hay que sumar una caída de la contratación de la mano de obra para el aclareo en flor, puesto que se ha paralizado hasta nueva orden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos