Dos guardias civiles reaniman a un niño de dos años atropellado en Cieza

Dos guardias civiles reaniman a un niño de dos años atropellado en Cieza

El menor había sido arrollado involuntariamente por su tío en una finca familiar cercana a la carretera donde se encontraban los agentes de Tráfico

LA VERDAD

Dos agentes de la Guardia Civil de la Región auxiliaron a un niño de dos años que había sido víctima de un atropello involuntario en una finca de Cieza y que, debido a la urgencia y la gravedad, tuvo que ser trasladado y reanimado en el propio vehículo policial.

Los hechos tuvieron lugar sobre el mediodía del pasado miércoles en la carretera N-301 a la altura de la entrada a la población de Cieza, cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de la localidad, que se encontraba realizando su servicio específico de vigilancia de la seguridad vial, fue alertada por un hombre que, en estado muy alterado, realizando grandes ademanes y profiriendo voces, salía del camino de entrada a una finca colindante a la carretera y demandaba su presencia para prestarle auxilio urgente, puesto que al parecer había atropellado involuntariamente a su sobrino, de corta edad, en el interior de la finca y que el niño se encontraba inconsciente.

Este hombre era inmediatamente seguido por una mujer joven, en avanzado estado de gestación, que lloraba desconsoladamente y llevaba en sus brazos a un niño pequeño, de dos años de edad, que resultó ser su hijo, que sangraba por la cabeza, cara, brazos y piernas y aparentemente había perdido el conocimiento.

Dada la gravedad de la situación y la cercanía al hospital de La Vega Lorenzo Guirao de Cieza, la patrulla de la Agrupación de Tráfico decidió trasladarlo inmediatamente en el propio vehículo oficial, junto con su madre, hasta el centro asistencial.

Durante el trayecto, la madre comenzó a gritar desesperadamente diciendo que su hijo había dejado de respirar, por lo que uno de los agentes de la Benemérita rápidamente inició las maniobras de reanimación cardiorrespiratorias, consiguiendo poco después que el niño arrancara a llorar y recuperara las consciencia minutos antes de la llegada al centro hospitalario.

El menor fue asistido en primera instancia en centro hospitalario de Cieza, Unidad de Pediatría, que acordó su trasladado al Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, donde quedó ingresado en observación con heridas de diversa consideración.

La rápida, decidida y eficaz intervención de los guardias civiles del Sector de Tráfico de Murcia, realizando desde el primer momento el traslado al centro asistencial al tiempo que practicaba simultáneamente las maniobras de primeros auxilios han sido cruciales para que el menor recuperara pronto el conocimiento y pudiera ser atendido por los servicios médicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos