La concesionaria del parking Gran Vía reclama la resolución del contrato

El Ayuntamiento presentará batalla legal si no llega a un acuerdo con la UTE, que exigirá una liquidación de unos cinco millones de euros

ANTONIO GÓMEZ

La mayor inversión privada en Cieza en los últimos años, al margen de la del Teatro Capitol, se tambalea. La UTE Parking Gran Vía, concesionaria del aparcamiento subterráneo ubicado entre Gran Vía Juan Carlos I y avenida de Italia, exige la resolución del contrato en vigor, alegando que no se han cumplido las previsiones de rentabilidad establecidas en su día por la Administración local. Todo apunta a que, cuando este se halle resuelto, la empresa puede pedir una liquidación de alrededor de 5 millones de euros, lo que supondría un nuevo y durísimo golpe a las arcas municipales tras el episodio de la indemnización por la expropiación del polígono de Migaseca, por el que hubo que pagar una cantidad no muy lejana a ésta. Pero el Consistorio ya ha anunciado que presentará batalla legal si no se llegara a un acuerdo con esta sociedad.

Decisión unilateral

El Gobierno municipal se ve abocado a iniciar dicho expediente de resolución con la empresa concesionaria tras el informe del Consejo Jurídico de la Región que determina que el procedimiento es obligatorio. Así, la resolución del contrato se realiza de forma unilateral por parte de la mercantil, la cual alega una serie de deficiencias y de falta de ingresos que la han llevado a decidir suspender la relación contractual.

Dicho expediente tendrá una segunda parte más peligrosa económicamente hablando. Será la correspondiente a la liquidación, en la que el Ejecutivo local se mostrará vigilante con el fin de obtener el mejor interés económico para la ciudad y que resulte lo menos gravosa para los vecinos. Los servicios jurídicos municipales ya se han puesto en marcha para contrarrestar la que, a todas luces, será la exigencia de amortización por parte de la UTE, una cantidad que oscilará, casi con toda seguridad, en torno a los cinco millones de euros, y que acarrearía una losa de graves consecuencias para la economía municipal.

La construcción y gestión de este aparcamiento subterráneo se inició en enero de 2007, concluyéndose en 2010, año en el que se inauguró bajo mandato de la anterior Corporación. En su día, el parking supuso uno de mayores retos de construcción de infraestructuras que Cieza había culminado desde hacía mucho tiempo, una inversión que rondó los 6 millones de euros. Dotaba a la localidad de 360 plazas de aparcamiento, cubriendo una necesidad pública de crear en el municipio nuevas plazas de estacionamiento, dado que el parque móvil local se había incrementado de forma muy importante en los últimos años y superaba entonces los 22.000 vehículos.

Fuentes municipales han asegurado que, una vez se resuelva el contrato y se ejecute la liquidación correspondiente, quedarán todas las posibilidades abiertas para la gestión futura del parking, tanto la concesión a una nueva empresa como su gestión pública. Por el momento, habrá que esperar.

Temas

Cieza

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos