La basura dejada en las calles de Cieza se reduce un 80%, pero seguirán aumentando los controles

Operarios limpian la zona de contenedores tras retirar las bolsas.
Operarios limpian la zona de contenedores tras retirar las bolsas. / P. G.

La Concejalía de Servicios potenciará la vigilancia con la Policía Local, tras el éxito logrado con la polémica campaña en la que se etiquetaban las bolsas con pegatinas

A. GÓMEZCIEZA

La batalla municipal contra las bolsas de basura fuera de los contenedores se redobla en Cieza. El Ayuntamiento intensificará la vigilancia a pesar de que el resultado final de la campaña de conciencianción emprendida el pasado mes ya ha arrojado resultados positivos. Así lo aseguró el concejal de Servicios, Francisco Saorín, quien destacó que «hemos conseguido, en los doce puntos experimentales, reducir en un 80% el número de bolsas depositadas fuera del contenedor».

Saorín aclaró que «vamos a empezar a aplicar métodos menos agresivos, pero esperamos que igual de eficaces para conseguir que este comportamiento incívico desaparezca de nuestras calles». Una vez visualizado que es posible y necesaria la buena gestión de residuos dentro de los núcleos de contenedores de recogida, y conscientes de que no deben pagar justos por pecadores, desde estos momentos se pone en marcha mecanismos y acciones coordinadas con la Policía Local, para dar cumplimiento a la Ordenanza de Limpieza Viaria», añadió.

La iniciativa de choque puesta en marcha a mediados de julio generó polémica entre algunos vecinos y comerciantes, ya que consistía en no retirar por la noche las bolsas de basura depositadas en las aceras, fuera de los contenedores, para que amanecieran justo donde las habían dejado sus dueños.

El edil Saorín anuncia más acciones para hacer cumplir la Ordenanza de Limpieza Viaria

Por ello, el edil responsable de mantener limpia la ciudad agradeció a los ciezanos su «paciencia y «comprensión», puesto que, «aunque como es lógico, hemos recibido quejas, la mayoría de ellos ha entendido que lo que pretendíamos era solucionar el problema, partiendo de la necesidad de que los vecinos visualizaran los resultados de una gestión deficiente por parte de algunas personas, a riesgo de ocasionar molestias transitorias a quienes gestionan sus residuos de forma concienzuda y solidaria con nuestro pueblo y el resto del vecindario».

De hecho, reconoce que «pusimos en marcha una campaña arriesgada, innovadora y rompedora, conscientes de que podía ocasionar molestias a vecinos que no lo merecían, pero convencidos de que la no recogida de las bolsas depositadas fuera de los contenedores hasta las tres de la tarde del día siguiente, previo etiquetado de la bolsa para informar de que no se recogía por estar depositada fuera del contenedor, podría servir para concienciar y visibilizar un problema de incivismo frecuente en nuestro municipio».

En cualquier caso, Saorín se muestra «satisfecho» por el éxito alcanzado con los resultados de la iniciativa, más allá de las críticas recibidas por dejar la basura en la calle sin recoger durante unas horas en fechas veraniegas, en las que el calor agrava los malos olores. De ahí que desde el equipo de gobierno municipal entienden que ha merecido la pena alertar de esa manera de cara a mantener las calles más limpias de cara al futuro inmediato. El edil de Servicios se muestra convencido de que intensificando la concienciación ciudadana -con más controles- «podremos mejorar la gestión de los residuos en nuestro pueblo, evitando los sobrecostes innecesarios que provocan en el servicio las prácticas incorrectas de algunos, y que pagamos todos los ciezanos».

Fotos

Vídeos