La Audiencia absuelve a un guardia civil que mató a un joven de un tiro en Cieza

El guardia civil E.F. / Guillermo Carrión

El tribunal considera que la actuación del agente, que disparó a la víctima cuando esta trataba de arrollarlo, no constituye un delito

LA VERDAD / EFEMURCIA

La Audiencia Provincial ha acabado absolviendo a un cabo primero de la Guardia Civil de Cieza, E.F., que fue juzgado por la muerte de un tiro del joven Francisco J.L., en una gasolinera de la localidad. La sentencia señala que los hechos por los que fue juzgado este miembro del Cuerpo, al que defendió el letrado Miguel Pardo Domínguez, no son constitutivos de delito alguno.

El suceso ocurrió en la madrugada del 16 de enero de 2006 cuando el procesado y otros agentes del Instituto Armado le seguían los pasos a la víctima y a unos amigos por una serie de asaltos en viviendas de la zona. Este miembro de la Benemérita sostuvo, en el transcurso de la vista, que cuando se encontraron con los jóvenes en una gasolinera de la localidad efectuó el disparo en la creencia de que el joven se encontraba armado -«vi lo que creí que era el cañón de una escopeta»- y después de que este tratase de arrollarle con su coche. «Fue una decisión muy rápida, pero completamente proporcional», remarcó el agente. Una versión que acabó convenciendo al tribunal.

Los amigos del difunto, sin embargo, relataron una historia muy diferente. Estos negaron que el conductor del automóvil tratase de arrollar al guardia civil y que fuesen armados. Pero no se pusieron de acuerdo a la hora de aclarar si los dos agentes llegaron a bajar de su coche patrulla y si les dieron el alto. Coincidieron, sin embargo, al remarcar que estos dispararon cuando se marchaban de la gasolinera.

La Fiscalía solicitaba inicialmente para el procesado una pena de dos años de cárcel. Acabó, sin embargo, reclamando solo una multa.

Temas

Cieza

Fotos

Vídeos