Los agricultores temen que el frío haya dañado la mitad de la fruta extratemprana

Carámbanos en los árboles por el efecto de los aspersores./A. G.
Carámbanos en los árboles por el efecto de los aspersores. / A. G.

ANTONIO GÓMEZCIEZA

La helada sufrida por el campo ciezano durante la madrugada del viernes ha podido malograr la mitad de la cosecha extratemprana de fruta, según apuntan fuentes del sector agrario. El termómetro bajó a niveles de entre -1 y -3,5 grados centígrados, según las zonas, confirmó ayer el presidente de Coag Cieza, Manuel Martínez.

«Estas cifras no son en sí un problema, pero sí el hecho de que se mantuvieran esos registros de temperatura durante muchas horas. De todas formas, para evaluar con precisión el daño causado por el frío, debemos esperar un par de días a que el sol le dé a las flores y entonces podremos comprobar cuántas están quemadas», apuntó Martínez. De los parajes agrícolas del municipio hay algunos que se han visto más afectados por la helada que otros, como, por ejemplo, El Horno y La Gurulla, indicaba Martínez.

Los agricultores y productores de fruta llevan toda la semana en alerta por las previsiones meteorológicas de bajas temperaturas, por lo que tenían preparados desde hace días los sistemas antiheladas que se utilizan para combatir el frío. Durante las primeras horas del viernes se activaron los aspersores de agua, conocidos como 'pajaritos', así como la quema de pacas vegetales y bidones de parafina además de los aerogeneradores. No obstante, Martínez, a falta de confirmación oficial, cree que ha podido dañarse un 50% de las variedades extratempranas que ya han florecido, previsión que deberá confirmarse en unos días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos