Cien nuevos equipos de medición ayudarán a controlar mejor la actividad sísmica

El delegado en Murcia del Instituto Geográfico Nacional, Ángel Crespo; el director de Fomento de la Delegación, Juan Esteban Sánchez; el director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño, y el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, ayer, en la rueda de prensa./J. C. Caval
El delegado en Murcia del Instituto Geográfico Nacional, Ángel Crespo; el director de Fomento de la Delegación, Juan Esteban Sánchez; el director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño, y el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, ayer, en la rueda de prensa. / J. C. Caval

El programa Silex se implantará de forma pionera en la Región para informar de los temblores en tiempo real a Protección Civil

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Algo se está moviendo bajo los pies de los vecinos de la comarca del Río Mula, y Emilio Carreño, director de la Red Sísmica Nacional, confirmó ayer que se está realizando «un seguimiento especial» a la zona. Además, se ha solicitado a Protección Civil que «ponga atención». Entre otros motivos, porque solo del 5 al 8 de enero se detectaron veinte temblores de tierra, de entre 1,5 y 2,7 grados de intensidad, en Albudeite, Ricote, Abarán, Mula, Lorca, Librilla y Pliego. Lo que ha llevado a la Red Sísmica Nacional a sopesar que el origen de la serie de terremotos es una nueva fractura de la corteza terrestre.

«No podemos asignar estos terremotos a ninguna falla conocida», admitió Carreño, quien compareció ayer en la Delegación del Gobierno a petición de su titular Francisco Bernabé. El delegado, por su parte, reconoció que existe «cierta alarma social» en la comarca del Río Mula y para lanzar un mensaje de tranquilidad subrayó que el Ejecutivo central ya ha tomado medidas «reforzando» las cuatro estaciones sísmicas fijas de la Región con otras dos móviles instaladas en Yéchar y Albudeite.

«El objetivo es monitorizar perfectamente esa zona». Bernabé también anunció que Murcia se convertirá en «la región pionera en la que se aplicará el programa Silex». Se trata de una iniciativa del Instituto Geográfico Nacional que permitirá reforzar el volumen de datos que se recogerá en tiempo real sobre un terremoto, mejorando el monitoreo de la sismicidad de la Región. Todo ello será posible, tal y como explicó Carreño, porque se habilitará una nueva red de acelerógrafos, compuesta por un centenar de estos aparatos que registran la aceleración del suelo durante un terremoto.

Los últimos terremotos de la comarca del Río Mula se deben a una falla que aún está sin identificar

Diez ya se han instalado en Lorca, debido a la gravedad de los seísmos ocurridos en 2011, y otros 25 están en proceso de fabricación. Los nuevos acelerógrafos, según detalló Carreño de forma didáctica, en el momento en el que se produce el movimiento sísmico y llega el pico de honda mayor del temblor, retransmiten ese valor en tiempo real a la sede de la Red Sísmica Nacional. «De manera que instantáneamente vamos a tener un reflejo de todos los valores pico de aceleración que ha tenido la Región. Esos picos están íntimamente ligados a los daños causados».

La Delegación del Gobierno avanzó que la nueva red se distribuirá por domicilios e instalaciones particulares, mediante una colaboración voluntaria con el Instituto Geográfico Nacional. La red se ubicará por las localidades de Alcantarilla, Beniel, Cartagena, El Berro (Alhama de Murcia), Fuente Álamo, Hinójar (Lorca), La Unión, Las Torres de Cotillas, Librilla, Los Alcázares, Los Allozos (Aledo), Mazarrón, Molina de Segura y Murcia.

Con esta red, en menos de dos minutos, los datos se transmitirán vía móvil o ADSL y se volcarán en un mapa que se enviará a Protección Civil, la Delegación del Gobierno y la Unidad Militar de Emergencias (UME) permitiéndoles conocer la ola de origen de un terremoto, el valor de magnitud, la profundidad y las coordenadas exactas del epicentro de un temblor. «Protección Civil podrá saber inmediatamente cuál es la zona en la que más se ha sentido el terremoto y la posible distribución de los daños».

Además, se emitirá un mensaje a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno de provincias limítrofes a la Región informándoles del alcance del movimiento sísmico para que estén preparadas en caso de réplica. Este centenar de nuevos acelerógrafos se sumarán a los 18 que ya hay en la Región, de los que quince cuentan con conexión automática de datos. Los otros tres son de descarga de datos 'in situ' y a lo largo de este año serán sustituidos.

Los acuíferos no son la causa

Durante la rueda de prensa se mostró un gráfico del Instituto Geográfico Nacional sobre la serie sísmica registrada en enero en la comarca del Río Mula, que revela que los temblores se han producido entre las fallas de Crevillente y Alhama. Los expertos concluyen que los movimientos sísmicos no tienen nada que ver con ninguna de las dos, sino que han sido producidos por una nueva falla ubicada en la citada comarca y que todavía está sin identificar. «Desde luego en el fichero de fallas activas de la Península Ibérica no existe nada. Pero allí hay una falla, y se lo digo yo, de lo contrario no habría terremotos».

Por este motivo, Carreño avanzó que la Red Sísmica Nacional seguirá trabajando en el Río Mula a lo largo de los próximos meses para detectar la fractura que provocó decenas de terremotos consecutivos. «Cuando volvamos a analizar los temblores, quizá se irán concentrando en una pequeña línea o en un punto, pero seguro que siguen alguna pauta más concreta cuando afinemos el cálculo y se podrá determinar qué fallas son las activas».

El director de la red también aprovechó su comparecencia en Murcia para asegurar que «no se va a producir un terremoto grande» y para desmentir que los temblores estuviesen relacionados con la sobreexplotación de acuíferos.

El Levante concentra mayor actividad

La Red Sísmica Nacional (RSN) define al Levante español como una de las zonas de mayor actividad sísmica del país. Las cuatro estaciones de la Región conectadas a la RSN están situadas en la vertiente sur de la Sierra de Carrascoy, en la pedanía de La Murta, y las otras tres en Lorca.

7.000 terremotos al año en la Península

A lo largo del año, la Red Sísmica Nacional contabiliza 7.000 registros de terremotos en la Península Ibérica. En la Región son muy frecuentes las series de temblores que se repiten durante días, como las que se han producido a principios de enero en la comarca del Río Mula.

Chile y Japón, a la cabeza en predicción

En Chile y Japón van a la vanguardia en la investigación de la actividad sísmica, porque son los primeros países que están realizando aproximaciones a la predicción. La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) ha implementado el sistema de Detección Temprana de Terremotos.

La placa europea se mueve 4 milímetros

La Red Sísmica Nacional estima que la placa africana y la europea se mueven a un ritmo de 4 milímetros por año. Nada que ver con los datos que registran otros países de mayor actividad sísmica, como Chile, donde se registran movimientos de las placas tectónicas de 60 milímetros anuales.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos