Los centros piden cambios urgentes en el horario y el calendario para evitar el calor

Salida a media mañana y sin uniforme de las Mercedarias de Lorca
Salida a media mañana y sin uniforme de las Mercedarias de Lorca / Paco Alonso / AGM

Los directores exigen que el curso acabe antes y que los edificios se protejan porque, avisan, «no es un problema puntual»

FUENSANTA CARRERESMurcia

Las jornadas de intenso calor que de forma recurrente, en junio y septiembre, sofocan a alumnos y profesores, han ido incrementando su frecuencia e intensidad al ritmo en que el cambio climático se ha ido evidenciando. Es el argumento que esgrimen directores de centros, docentes y padres para exigir a la Administración soluciones definitivas para paliar los episodios de calor, que ayer volvían a 'castigar' en las aulas con temperaturas superiores a los 30 grados en el interior de centenares de centros.

La revisión del calendario lectivo es, a juicio de los directores de colegios e institutos, «urgente». El presidente de la Asociación de Directivos de Centros Educativos Públicos de Secundaria de la Región (Ades), Raimundo de los Reyes, reclamó ayer que Educación reduzca los días lectivos para que las clases terminen así unos días antes y empiecen después. El calendario escolar está compuesto en la actualidad por 175 días lectivos, el mínimo que marca la ley (la Lomce no ha introducido cambios en ese sentido), uno menos que muchas otras comunidades españolas que mantienen 176 días. Para De los Reyes, reducir el total de lectivos en tres o cuatro días no tendría consecuencias en el rendimiento de los alumnos, entre otras razones, porque las jornadas de calor sofocante ni siquiera se aprovechan.

Sin necesidad de reducir los días lectivos, que en Primaria son más, los maestros proponen revisar el almanaque para tratar de esquivar como días hábiles las jornadas en que hay más probabilidades de sufrir altas temperaturas, a final de junio y la primera semana de septiembre. Podría plantearse, por ejemplo, adelantar el horario e incluso ampliarlo media hora en los meses de menos calor y acumular así horas lectivas para restarlas después. También puede estudiarse una redistribución de los días festivos y acortar unos días el período de vacaciones de Navidad o Semana Santa. «Se impone tomar medidas. Esta semana está siendo insufrible para docentes y niños, con temperaturas por encima de los 30º en centenares de aulas de colegios de toda la Región», denunció ayer la presidenta de la Asociación de Directores de Colegios de Primaria, Mariola Sanz.

Alumnos del colegio de Guadalupe irán mañana a clase en bañador para denunciar que en aulas de Infantil se superan los 32º

A los cambios en los horarios y calendarios lectivos es «más necesario que nunca» sumar la mejora de las infraestructuras escolares. Profesores, padres y directivos llevan semanas exigiendo que la Comunidad y los ayuntamientos doten de aparatos de aire acondicionado y zonas de sombra los colegios e institutos donde sea necesario. «Es preciso hacer un estudio en profundidad, porque las instalaciones eléctricas de muchos centros son tan antiguas que no son capaces de soportar la potencia de los aparatos», advirtió ayer Sanz.

Las quejas y protestas por el intenso calor que se registra en el interior de las aulas se mantuvieron ayer en decenas de colegios. Los padres de alumnos de centro Virgen de Guadalupe convocaron una protesta mañana para denunciar que en varias clases se superan los 32 grados. Las familias se concentrarán a las puertas del pabellón infantil del centro para exigir la instalación de aparatos de aire acondicionado, y llevarán a sus hijos a clase en bañador «y ropa playera».

La Consejería de Educación recordó ayer las medidas que ha puesto en marcha para atajar las altas temperaturas en las aulas. El viernes remitió a los colegios una circular en la que les dota autonomía a los centros para que reorganicen su horario como estimen conveniente, adelantando, por ejemplo, la clase de Educación Física a primera hora de la mañana. Cuando acabe el curso comenzará a realizar una auditoría del parque de colegios e institutos para mejorar la respuesta de los edificios.

Salida a media mañana y sin uniforme en las Mercedarias

En el colegio Madre de Dios de Lorca casi todos sus alumnos secundaron la iniciativa de dejar a un lado el uniforme y muchos se marcharon a las once. En las pedanías de la Ciudad del Sol, el adelanto del horario propuesto en una circular fue seguido con menor intensidad.

Fotos

Vídeos