Los centros permiten a los alumnos elegir identidad «por sexo sentido»

La directora general Alicia Barquero afirma que Murcia es una de las pocas regiones que autoriza a elegir género

AGENCIASCARTAGENA

Los centros educativos de la Región permiten al alumnado y a sus familias elegir el nombre por el que quieren que se les llamen en función de su sexo sentido. «Murcia es una de las pocas regiones que lo permite», aseguró ayer la directora general de Mujer e Igualdad de Oportunidades, Alicia Barquero, durante su comparecencia en la Comisión Especial contra la Discriminación y Violencia de Género de la Asamblea, a la que acudió para hablar sobre el desarrollo de la ley LGTBI aprobada en mayo de 2016 en la Asamblea Regional.

Según afirmó, se ha creado ya una comisión técnica interdepartamental para redactar un plan interdepartamental sobre esta ley de igualdad social. Dentro del ámbito educativo explicó que se ha asesorado a los centros donde se ha presentado algún caso de alumnado transexual.

«Se les ha asesorado sobre el uso de los servicios, vestuarios o la utilización del nombre elegido por el alumno o su familia», señaló la directora general, quien expuso que dentro del Programa Plumier el alumno o su familia pueden elegir la identidad de género en función del sexo sentido, a pesar de que en la documentación oficial figure el nombre oficial.

Sobre la aplicación de la ley aprobada en el parlamento regional, manifestó que cuando salió adelante en el año 2016 «ninguna dirección general tenía competencias exclusivas» para desarrollarla.

En 2017, con la reestructuración del Gobierno regional, se dotó de competencias a la Dirección General de la Mujer para este fin, desde donde se está llevando a cabo una «coordinación más efectiva» de las acciones a impulsar. Entre ellas destaca un plan interdepartamental, que esperan tener desarrollado antes del verano y poder remitirlo en esa fecha al Consejo Económico y Social.

Una de las medidas pendientes es crear un Observatorio de Igualdad y No Discrimininación.

Hacer los deberes con la ayuda de docentes voluntarios y de universitarios

La Asamblea Regional pidió ayer a la Consejería de Educación que implante el programa 'Deberes Hechos', en el que profesores voluntarios y estudiantes universitarios ayudarían a hacer los deberes a escolares, con el fin de evitar desigualdades en el acceso a los recursos formativos fuera del horario de clase. La Comisión de Educación y Cultura aprobó la iniciativa de Ciudadanos, que viene a adaptar un plan francés homónimo que proporciona en el recreo, después de comer, o al terminar las clases, durante cuatro días a las semana, un apoyo por parte de profesores, miembros de asociaciones de apoyo a los deberes, asistentes de educación y jóvenes en situaciones de servicio cívico a alumnos que lo solicitan. El programa está destinado a promover la consistencia entre, por un lado, el tiempo escolar y, por otro lado, el tiempo familiar y extracurricular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos