Centenares de jubilados protestan en Murcia por la mínima subida de las pensiones

Concentración de protesta por la subida de las pensiones en Murcia. /Edu Botella / AGM
Concentración de protesta por la subida de las pensiones en Murcia. / Edu Botella / AGM

Otros 300 pensionistas toman la Plaza del Ayuntamiento de Cartagena para protestar contra el «miserable» incremento. En Madrid, los manifestantes rodean por sorpresa el Congreso y desbordan las medidas de seguridad

LV / M. SÁIZ-PARDO

Miles de jubilados tomaron este jueves las calles de las principales ciudades del país para protestar por la mínima subida de las pensiones, de solo 0,25% (mínimo legal), aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, un incremento calificado de "miseria" por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, convocante de las protestas.

En Murcia, centenares de personas se concentraron en el paseo Alfonso X, donde quemaron las cartas que les informaban de la subida del 0,25%. En Cartagena, y al grito de «más pensiones y menos ladrones», 300 pensionistas tomaron esta mañana la Plaza del Ayuntamiento de Cartagena para protestar contra la «miserable» subida. La alcaldesa, Ana Belén Castejón (del PSOE), recibió algunos pitos cuando cogió el micrófono para mostrarles su apoyo.

En Madrid, los 'yayo flautas' no mostraron músculo, sino también capacidad de sorprender al mismísimo Ministerio del Interior. Miles de jubilados rodearon desde antes de las once de la mañana el Congreso de los Diputados para reclamar "pensiones dignas". La convocatoria, a través de redes sociales y respaldada por los sindicatos no era ni mucho menos secreta, pero ha cogido totalmente desprevenidas a las fuerzas de seguridad, que se han visto desbordadas e incapaces de evitar que la 'marea pensionista' consiga lo que no logró ni el movimiento 15M en sus días de mayor auge: rodear físicamente el Congreso.

Los manifestantes en Madrid lograron cortar la carrera de San Jerónimo, dejando atrapados a varios vehículos, entre ellos un autobús, y acceder, al menos momentáneamente, a las escalinatas de los leones del Congreso.

Con la acción de este jueves se arriesgan a multas de hasta 30.000 euros, según recoge la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como 'ley mordaza'. En su artículo 36.2 contempla como "infracción grave" la "perturbación grave de la seguridad ciudadana que se produzca con ocasión de reuniones o manifestaciones frente a las sedes del Congreso de los Diputados, el Senado y las asambleas legislativas de las comunidades autónomas, aunque no estuvieran reunidas, cuando no constituya infracción penal".

Tres imágenes de la concentración. / Efe

La Policía tuvo que pedir refuerzos, aunque, dada la gran ocupación de la zona y la edad y actitud pacífica de los convocantes, por el momento Interior ha decidido no proceder al desalojo de la Plaza de las Cortes. La llegada de los refuerzos policiales fue recibida por los congregados con gritos de "somos pensionistas, no terroristas", que sobrepasaron sin problemas los débiles cordones de seguridad. Los carteles de "pensiones dignas, ya", se entremezclan con consignas como "el pueblo unido, jamás será vencido" o "Rajoy y Cospedal, a Soto del Real" o "somos mayores pero no sumisos".

"Mi pensión es de 600 euros y pago 600 por mi alquiler. Me han subido la pensión un euro. ¿Con qué cree Rajoy que voy a vivir?", se pregunta Esperanza B., una de las jubiladas de la plataforma de 'yayo flautas', que se une a los gritos de "¡Sí se puede!". Diputados como Íñigo Errejón o Alberto Garzón (Podemos) Rafael Simancas (PSOE) salieron del hemiciclo para unirse a la protesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos