¡El año que viene vuelve el festival!

Actuación en Trovalia, el 2 de agosto, ante el Palacio Consistorial de Cartagena.
Actuación en Trovalia, el 2 de agosto, ante el Palacio Consistorial de Cartagena. / Pablo Sánchez / AGM

JOSÉ SÁNCHEZ CONESA

El Festival Trovalia se consolida en el concierto internacional del trovo. Lo organiza la asociación José María Marín, que este año cumple 25 años defendiendo nuestro patrimonio inmaterial. Si alguien se perdió Trovalia, lo siento mucho por él o por ella, pero nada es irremediable. Como todos los participantes cantamos en el escenario de Mar de Cristal, a ritmo portorriqueño: «¡No crean señores que éste es el final / el año que viene vuelve el Festival!».

Trovalia es una experiencia de catorce años que organiza la Asociación Trovera José María Marín, con el apoyo inestimable del Ayuntamiento de Cartagena y otras colaboraciones como las de la UCAM y el Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes. Nació en 2003, sustituyendo al Certamen Nacional del Trovo (33 ediciones), a partir de una idea que planteó el trovero Sánchez Marín, tristemente fallecido a una edad demasiado temprana.

Asistió Antonio en los primeros años 90 a un encuentro internacional de troveros en Canarias, y quedó prendado de aquella incipiente experiencia mundial. Los tiempos estaban cambiando y propuso a sus compañeros hacerlo aquí. Desde entonces, han pasado por Cartagena países como Chile, Uruguay, Venezuela, Panamá, México y Estados Unidos, que tiene una importante comunidad de habla hispana. Han venido canarios, almerienses y 'granaínos' de las Alpujarras, un cántabro, gallegos y los andaluces poetas del Genil, como los denominó Rafael Alberti en 1924.

Trovalia ha cumplido 14 años y la Asociación Trovera José María Marín alcanza los 25

Este año estamos de celebración, por la asociación de troveros. Justo es volver la mirada para reconocer a los presidentes que la han regido desde su fundación en 1992: 'El Repuntín', Ángel Roca, Joaquín Sánchez 'El Palmesano', José Martínez 'El Taxista' y el flamante Juan José García Parra, que viene con aires de renovación.

La misión principal del colectivo es la difusión de este arte popular por todos los rincones de la Región, mediante veladas y conferencias, muestras del trovo en colegios e institutos, gracias al convenio de colaboración firmado con la Asamblea Regional. Han editado además un cedé, titulado Trovedeando. Pero para seguir sus andanzas, lo mejor es consultar su perfil de Facebook: Asociación Trovera José María Marín.

Poesía improvisada

El trovo, expresión cultural de siglos, no puede ni debe perderse. Por ello, instituciones públicas y entidades privadas deben apoyarlo económicamente, como ocurre en otros países en los que troveros o trovadores son profesionales del verso, dedicados en cuerpo y alma a la enseñanza de estos conocimientos tradicionales y a la participación en fiestas, festivales y giras internacionales.

La profesionalidad acontece en Puerto Rico, Cuba y en el País Vasco, con los 'bertsolaris' (versolaris), que cantan en euskera. Nuestro trovo necesita de focos y micros en los medios de comunicación que contribuyan a su conocimiento cabal: televisión, radio, prensa escrita, redes sociales... Trabajaremos para que alguna cadena nacional de televisión o radio propague la realidad del repentismo en general, y de Trovalia en particular.

Se agolpan bellas imágenes de esta edición XIV, como la actuación del joven cantaor de 15 años Juan Molina, sobrino nieto de 'El Baranda'; un nuevo valor que se suma a otro joven cartagenero, Álvaro. Vamos, que no nos quedamos sin cantores de malagueñas ni guajiras. Pero no todo es reluciente juventud, pues continúan al pie del cañón veteranos que son referencia, como Alfonso Conesa 'El Levantino', 'El Taxista' o el aljorreño Andrés Marchán, excelente ejemplo éste último de que se puede dar el salto al tablado a una edad madurita, pero interesante. Nunca es tarde.

Junto al colombiano Edwin Guiraldo 'Radio Loco', nuestro Emilio del Carmelo o Juan Diego Celdrán se animaron a cantar, a ritmo de cumbia, para poder sostener la controversia. Iván de La Escucha, pedanía lorquina, cantó por guajiras en pique con las cubanas Liliana García y Yunet López, que lo hacían con su punto cubano. Inolvidables por sus potentes imágenes poéticas los también cubanos José Antonio Díaz y Leandro Camargo o los payadores argentinos David Tokar y Ricardo Pino, con su cantar cadencioso y sentencioso.

Referencia internacional

Y la fiesta de Puerto Rico, que capitaneó Roberto Silva con los músicos de la familia Nieves, con Mónica, portentosa voz, y Cristian, un maestro del cuatro, instrumento nacional, que ha grabado con Ricky Martin, Jennifer López y Marc Anthony. Miren su web Decimania, han recogido diversos aguinaldos del mundo, entre ellos el de Molinos Marfagones.

Podemos aseverar, sin riego a equivocarnos, que con Trovalia nuestro municipio está en el mapamundi de una fecunda expresión cultural, pero jugando en la liga de los campeones.

Existen importantes festivales internacionales de poesía improvisada en el mundo. En España tenemos el de Villanueva de Tapia, localidad malagueña, cuya alcaldesa Encarnación Páez ha venido a disfrutarlo junto a nosotros, porque la colaboración es estrecha. A éste sumamos Reus, en Cataluña, y las Islas Canarias. Pero a nosotros nos hace ilusión que por unos días Cartagena, Los Nietos, Isla Plana y Mar de Cristal se han convertido en capitales del trovo en lengua española. Y el año que viene, vuelve el Festival.

Fotos

Vídeos