Los vecinos exigen terminar el asfaltado de una vía de evacuación

Camino de tierra que iba a ser una vía de escape./J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Camino de tierra que iba a ser una vía de escape. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

Denuncian que solo hay una salida de emergencia en Alumbres y critican que la Comunidad dejó a medias en 2004 otra que está llena de piedras

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Después del susto, los vecinos de Alumbres comienzan a reaccionar y a analizar lo sucedido anteayer en Repsol. Para evitar que les vuelvan a «ningunear» y para exigir que la empresa y la Comunidad Autónoma les tengan en cuenta desde el principio, cuando ocurra un incidente como el de la fuga de vapor, azufre e hidrocarburos, han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas. Denuncian la falta de información en materia medioambiental; el ineficiente sistema de aviso a la población; la inexistencia de un espacio de confinamiento en el colegio; el deficiente estado de conservación de los aparatos de medida de la calidad del aire; y la falta de estudios sanitarios concluyentes. Enviarán las rúbricas al Ayuntamiento y a la administración regional.

Entre sus exigencias también está la finalización de una vía de escape en caso de emergencia en el Valle de Escombreras, la misma que la Comunidad Autónoma comenzó a construir hace catorce años.

Actualmente, solo tienen una directa: la carretera principal que les une con La Unión y Cartagena. Hay otra, pero tienen que cruzar el paso a nivel del Ferrocarril de Vía Estrecha (FEVE).

Recogen firmas para pedir una mejora del sistema de aviso y de los aparatos que miden la calidad del aire

«Salir sería imposible»

En 2008, el Gobierno regional comenzó a construir una carretera al este del pueblo. Esta parte de la calle Duque, evita la vía del tren de mercancías de Escombreras por un túnel, y continúa paralela a ese ferrocarril hasta la calle San Francisco. Allí rodea el molino de viento ubicado en un pequeño monte y conecta con la N-332, la carretera de La Unión, después de dos kilómetros.

Una vez expropiados los terrenos, se construyó el vial, pero las obras quedaron paralizadas por falta de presupuesto. El camino está ahora lleno de matorrales y de piedras y en un estado de conservación pésimo, ya que hay baches y socavones.

«Es una vergüenza. Lo hemos solicitado en infinidad de ocasiones a la Comunidad Autónoma, pero nunca hemos tenido respuesta. En Alumbres solo tenemos una carretera para escapar, en caso de una emergencia en Escombreras. Si los 2.000 vecinos tenemos que salir por la misma vía, será imposible», explicó el presidente de la Asociación de Vecinos de Alumbres, Juan Zapata.

El próximo sábado, representantes de los colectivos del pueblo mantendrán una reunión para organizarse en caso de otra urgencia. «Nos repartiremos el trabajo para intentar informar entre todos a los vecinos de lo que ocurra», añadió Zapata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos