La UPCT inicia una investigación para eliminar el vertido de nitratos y cuidar el Mar Menor

C. R.CARTAGENA

La Cátedra de Agricultura Sostenible de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), integrada por esta institución y por organizaciones agrarias y empresas, ha mostrado su satisfacción por la autorización, por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), para reabrir la desalobradora de la finca Tomás Ferro con fines experimentales. En ella, se podrá tratar hasta 5.800 metros cúbicos de agua al año, para conseguir un método que evite el vertido de nitratos, tras el riego de los cultivos.

Tras cuatro meses de espera, los especialistas de la Escuela de Ingenieros Agrónomos, dirigidos por el catedrático Juan José Martínez, podrán desarrollar las investigaciones de desnitrificación y desalobración diseñadas para avanzar en la recuperación de la actividad agrícola del Campo de Cartagena y la regeneración del Mar Menor. «Es un paso importante y deseado por todos, ya que los ensayos son muy prometedores», destacó Martínez en un comunicado.

Estas investigaciones permitirán reducir la cantidad de salmuera del agua de los pozos a solo un 5% de rechazo, así como llevar a cabo un proceso de desnitrificación en origen.

Cátedra con agricultores

El presidente de Fecoam, Santiago Martínez, se dijo convencido de que «este es el principio para solucionar el problema del Mar Menor». Asimismo, reiteró la necesidad de seguir trabajando con los organismos implicados en el siguiente paso: la última fase de construcción del salmueroducto y la canalización de las aguas hacia el Mar Mediterráneo.

El representante del sindicato COAG, Vicente Carrión, confía «en los resultados satisfactorios de las investigaciones», y espera que este paso «sirva de precedente para la reapertura del resto de desalobradoras». «Esto -remarcó Carrión- no es un 'hobbie', trabajar en el campo es el medio de vida de los agricultores y necesitamos seguir nuestra actividad con normalidad».

Fotos

Vídeos