La UPCT crea para Tráfico un sistema de conducción autónoma basado en el comportamiento humano

Pedro Javier Navarro revisa los dispositivos. En la pantalla posterior, la nube de puntos que recoge los datos./UPCT
Pedro Javier Navarro revisa los dispositivos. En la pantalla posterior, la nube de puntos que recoge los datos. / UPCT

«La toma de decisiones está condicionada por el tipo de vía, las condiciones ambientales, el comportamiento de otros vehículos y el estado anímico de sus ocupantes», sostiene el responsable del laboratorio

LVCartagena

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) están desarrollando para la Dirección General de Tráfico (DGT) un sistema operativo inteligente para vehículos autónomos, basado en el comportamiento de los conductores al volante.

«El objetivo es obtener modelos más realistas, analizando el tipo de vía por el que se circula y las situaciones de tráfico real, para mejorar los coches autónomos», explicó Pedro Javier Navarro, responsable del Laboratorio de Vehículos Inteligentes de la UPCT. Aquí trabajan con un turismo, el 'Cloud Incubator Car', con sensores de alta definición, cámaras de visión y una unidad con GPS. El laboratorio también acaba de adquirir otro coche, para automatizarlo con otro tipo de tecnologías.

El estudio sobre conducción involucrará a conductores de distintas edades y género, y se realizará en escenarios urbanos con tráfico real. «La toma de decisiones de un vehículo autónomo está condicionada por el tipo de vía, las condiciones ambientales, el comportamiento de otros vehículos y el estado anímico de sus ocupantes, siendo estos dos últimos factores difíciles de estimar y de alta incertidumbre», detalló Navarro.

Los test de conducción recopilarán millones de datos procedentes de las acciones, comportamiento, parámetros biométricos y destreza de los conductores, incluyendo sensores para medir el estado del conductor y estudiar su influencia en la forma de conducción.

La base de datos obtenida se utilizará para mejorar la toma de decisiones de los coches en la carretera, y reducir la incertidumbre asociada al comportamiento de los conductores. «En los próximos años los vehículos autónomos tendrán que coexistir con un parque automovilístico mundial estimado en 1.200 millones de vehículos con conductor», argumentó Navarro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos