Ultiman Licenciado Cascales y avanzan en la Morería Baja

J. A. G. CARTAGENA

Dos de las obras de infraestructuras impulsadas por el Ayuntamiento de Cartagena, y que tienen como ámbito de actuación el casco histórico, son la sustitución de tuberías, el reasfaltado y el cambio de aceras en las calles Morería Baja, Licenciado Cascales y el tramo de Jabonerías (también conocida como Sagasta) situado entre la anterior vía y Tolosa Latour.

En el primer caso, el proyecto está siendo costeado por la empresa promotora de la rehabilitación del edificio que alberga el Pasaje Conesa, cuya fachada principal da a la calle Puerta de Murcia. Se trata de un acuerdo alcanzado con la Sociedad Municipal Casco Antiguo, que tiene en venta parcelas en ese ámbito del Molinete. El tramo entre el inmueble y la calle San Fernando queda a la espera de que el equipo de gobierno local incluya una partida en los presupuestos de 2018.

En cuanto a Licenciado Cascales, la previsión es reabrirla al tráfico en dos semanas y que toda la actuación esté acabada a principios de diciembre, de cara al puente de la Constitución.

La concejal del área de Desarrollo Sostenible y Transparencia, María José Soler, y el coordinador general de Desarrollo Sostenible, Jesús Giménez, visitaron ayer las obras junto al concejal portavoz de MC y exalcalde, José López.

Según informó en un comunicado el Ayuntamiento, este entorno de la Casa del Niño y del centro universitario Isen dará mayor protagonismo al peatón. El enlosado se ha reemplazado por «una plataforma única», y se ha dado más anchura para los viandantes, como ya se hizo con la Plaza del Aprendiz.

De las dos aceras resultantes, la de mayor anchura (de cuatro metros) tendrá una línea de arbolado, para ganar sombra. La calzada quedará al mismo nivel, para «inducir a los vehículos a la reducción de velocidad», y habrá bancos, farolas con bombillas led y aparcabicis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos