La UCAM proyecta crear el curso que viene una escuela náutica superior

Alumnos de la UCAM, ayer, en la jornada de bienvenida, en el campus de Los Dolores. /José María Rodríguez / AGM
Alumnos de la UCAM, ayer, en la jornada de bienvenida, en el campus de Los Dolores. / José María Rodríguez / AGM

La dirección del campus de Los Dolores asegura que va a llegar a mil alumnos este año, lo cual multiplicaría por siete los datos del curso 2015-2016

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La Universidad Católica de Murcia (UCAM) celebró ayer la jornada de bienvenida a los nuevos alumnos de su campus en Los Dolores, en el que pretende recuperar un proyecto de hace tres años, para reactivarlo en 2018. Se trata de una Escuela Náutica Superior, de la que podrían salir, en el futuro, desde capitanes de barcos de pasajeros y mercancías, hasta controladores de tráfico de buques y consignatarios.

Durante los actos festivos de ayer, la dirección del campus presentó algunas de las novedades y también los logros conseguidos en los tres cursos anteriores. Para empezar, cifró en un millar el número de personas que estudiarán en sus instalaciones. Si el número se confirma cuando acabe el periodo de matriculación, supondría multiplicar por siete el último dato oficial del que dispone el Ministerio de Educación. En 2015 iniciaron las clases en la extensión cartagenera alrededor de 140 alumnos.

El gancho para seguir en esa progresión, el año que viene, es la creación de la escuela náutica, con vistas a formar a inspectores de la administración marítima y de sociedades de clasificación marítima, controladores de tráfico marítimo, investigadores de accidentes marítimos y comisarios de averías.

Al final del presente curso, se licenciarán los primeros graduados en los ciclos que ya están en marcha. Decenas de ellos ingresarán en el mercado laboral para demostrar su competencia en el campo de estudio elegido. Se mantienen los grados del curso pasado: Criminología, Derecho, Magisterio (Primaria y Secundaria ) y Fisioterapia. Según las fuentes consultadas en el centro universitario, este último es de los más demandados y ha conseguido atraer a alumnos de otros países, como Francia e Italia. Es el caso de Killam Landsheere, de 20 años, y de Maël Rigo, de 20, llegados ambos del país galo hace una semana. «La principal ventaja es que aquí es más fácil empezar. Allí hay que hacer un examen previo bastante difícil, para luego estudiar en una escuela de fisioterapia», indicó el primero de ellos. El segundo subrayó que por eso han decidido empezar los estudios en la UCAM, «a pesar del cambio de idioma». «Bueno, eso también nos permitirá aprenderlo. Y, además, está el buen clima. En Francia no tenemos más de 15 grados de máxima ahora mismo», aseveró su compañero.

Tres estudiantes de primero de Enfermería, Jennifer Molero, Elena Raja y Noelia Ruiz, presentes también en los festejos de la jornada de bienvenida, dieron dos razones para iniciar estudios de su especialidad en la UCAM. «Una es que piden menos nota y es más sencillo entrar. En la universidad pública, necesitaba un sobresaliente», dijo Jennifer. Además, está la cuestión de las prácticas. «Aquí nos aseguramos que podremos tener más acceso a los laboratorios que en la universidad pública», añadió Noelia.

Más información

Temas

Ucam

Fotos

Vídeos