Tomás Olivo 'sale' a Bolsa

Tomás Olivo, en noviembre en el Centro Comercial Nevada, en Granada. / Fermín Rodríguez / Ideal

El empresario de Balsapintada saca sus galerías comerciales al mercado alternativo. El constructor, uno de los mayores propietarios de suelo en Cartagena, se sitúa entre las grandes fortunas del país con 2.054 millones de euros

RUBÉN SERRANO / EPCARTAGENA

Nació en la pequeña pedanía de Balsapintada, en el municipio de Fuente Álamo; empezó a dar sus primeros pasos a lo largo y ancho del Campo de Cartagena, hasta ser uno de los grandes propietarios de suelo en la ciudad portuaria; y, después, dio el salto a Andalucía, donde estableció su cuartel general en Marbella. Ahora, Tomás Olivo da un nuevo salto y no solo se revela como una de las grandes fortunas del país (con 2.054 millones de euros), sino que uno de sus grupos de empresas cotizará en Bolsa, en el mercado alternativo, a partir del próximo martes.

Olivo es situado ya, en la prensa nacional, como un claro aspirante a entrar en la lista de la revista 'Forbes', como una de las personas más ricas del país, por encima incluso del presidente del Real Madrid y dueño del grupo ACS, Florentino Pérez.

El constructor, quien estuvo imputado en el 'caso Malaya' de corrupción en el Ayuntamiento marbellí pero resultó absuelto, dejó atrás en el año 2012 esos momentos de dificultad y ha catapultado su carrera profesional este año con la apertura en noviembre pasado de otro centro comercial en Armilla (Granada) y la inminente salida de General de Galerías Comerciales (GGC), compañía que fundó en 1995, al mercado alternativo MaB.

Al tratarse de una sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi), GGC debe reservar una parte a la cotización bursátil. Según fuentes conocedoras de la operación, en este caso el dueño de este emporio inmobiliario solo expondrá a las fluctuaciones de este ámbito financiero la liquidez que le genera la empresa. De este modo, limitará los riesgos.

El constructor es el propietario de prácticamente todas las acciones de GGC (más del 99%), que gracias a su entrada en el mercado de valores se consolidará como la socimi con mayor capitalización del MaB, y la tercera más importante del sector, por detrás de Merlín y Colonial.

Una de las ventajas que tiene el promotor es que las socimis no tributan por el impuesto de Sociedades. En su caso, genera ingresos de 87 millones de euros anuales y parte de una deuda cero, dado que no ha recurrido hasta ahora a financiación bancaria para su desarrollo. Así lo han explicado públicamente fuentes de la firma Armabex, especializada en el asesoramiento para la constitución de socimis y una de las principales artífices de haber coordinado la entrada de GGC al MaB.

La división de galerías comerciales de Olivo posee un centenar de edificios de alquiler y seis espacios con tiendas repartidos por toda España. Son La Cañada (Marbella), Mataró Parc (Barcelona), Gran Plaza y Mediterráneo (Almería), Las Dunas (Cádiz) y Nevada (Granada).

La compañía destacó ayer que desarrolla su actividad «desde el inicio de la cadena valor, con la compra de los solares, la construcción de los inmuebles y la explotación de los mismos, con los mejores operadores de cada especialidad». Su objetivo, dijo es «maximizar los ingresos a medio plazo y la rentabilidad de las inversiones de los activos inmobiliarios en cartera».

Lo que le ha generado ingresos en los últimos tiempos ha sido una sentencia relativa al parque comercial de Armilla. El magnate Olivo, que ha atraído los focos del mundo empresarial y de los expertos economistas del país, fue indemnizado con 157 millones de euros por la Junta de Andalucía, debido a los perjuicios que le ocasionó la paralización de las obras del centro. El empresario cifró, no obstante, en más de 500 millones de euros el dinero perdido en los casi diez años que la obra estuvo suspendidas y los veintidós de tramitación administrativa.

Tumbó el Plan General de Cartagena con otra compañía

Pese a que hace años que abandonó su Balsapintada natal, el nombre del constructor Tomás Olivo aún resuena en el Campo de Cartagena, sobre todo en la ciudad portuaria. En ella es uno de los grandes propietarios de terrenos, y recientemente causó un terremoto en la actividad urbanística: en mayo de 2015, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) le dio la razón a su empresa Emasa Constructora SA, cuya sede está en la Avenida Reina Victoria, y anuló el Plan General de Ordenación Urbana (Pgmou) de 2012. En junio de 2016, el Tribunal Supremo volvió a ratificar la decisión, al hallar graves y numerosos defectos en la tramitación de una norma que le afecta en la zona del llamado Plan Rambla. Se trata de la expansión de la ciudad junto al Estadio Cartagonova. En Cartagena, tiene sin urbanizar otros solares, como el del antiguo parque automovilístico, en Ramón y Cajal con la Alameda de San Antón.

Fotos

Vídeos