La supresión de pasos a nivel carece aún de fechas pese al riesgo en varias poblaciones

Dos mujeres, con dos niñas y un carrito, cruzando ayer el paso a nivel de FEVE en Los Mateos. Es un cruce sin barreras./J. M. Rodríguez / AGM
Dos mujeres, con dos niñas y un carrito, cruzando ayer el paso a nivel de FEVE en Los Mateos. Es un cruce sin barreras. / J. M. Rodríguez / AGM

Adif tiene pendiente mejorar la seguridad en las líneas de trenes que cruzan Alumbres, Los Mateos, La Palma y Pozo Estrecho

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

«La existencia de cruces de carreteras u otras vías de comunicación con la línea férrea es un hecho heredado del desarrollo histórico en la construcción de estas infraestructuras. La cifra de aproximadamente 10.000 pasos a nivel existentes a mediados de los años 70 se ha ido reduciendo notablemente, al tiempo que se ha evolucionado en la implantación de medidas de protección en aquellos que han seguido prestando servicio. El Plan de Seguridad en Pasos a Nivel 2005-2012 del Ministerio de Fomento contempla tanto la supresión de pasos a nivel, como mejoras en la seguridad de aquellos que están a la espera de ser suprimidos. La eliminación progresiva de Pasos a Nivel es una prioridad de Adif, gestionada de conformidad con la legislación establecida en esta materia».

De esta manera resumió en su día el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, un organismo del Ministerio de Fomento, el espíritu de un programa de modernización de las redes de trenes en España que ha tenido su continuidad más reciente en un plan para el periodo 2016-2024. Ni en la primera de esas estrategias ni dos años y medio después del lanzamiento de la última planificación estatal, Cartagena ha visto aún cómo se eliminan al menos los dos pasos a los que en 2016 dio prioridad el Gobierno central: los de la línea de Ferrocarril de Vía Estrecha (FEVE) situados en El Abrevadero y el Collado de Los Pinos (en la zona de Alumbres).

Adif adjudicó en noviembre el contrato de redacción de los proyectos para El Abrevadero y el Collado de los Pinos. El primero está protegido por semibarreras y señalización luminosa y acústica; y el segundo tiene solo señalización luminosa y acústica. Entre Cartagena y Los Nietos circulan al día 44 trenes, de seis y media de la mañana a las nueve y veinte de la noche. Para en el Hospital Santa Lucía, Media Legua, Vista Alegre, El Abrevadero, Alumbres, La Esperanza, La Unión, El Descargador, Llano del Beal y El Estrecho, en total 25 kilómetros.

El accidente sufrido ayer por un viandante en el paso sin barreras reactiva las peticiones de desviar o soterrar la línea en Los Mateos

Castejón anunció un convenio

Además, sigue habiendo riesgos diarios para la seguridad de miles de peatones y conductores de vehículos en otras áreas de esa línea de ferrocarril de ancho métrico como Los Mateos, así como en el paso a nivel situado entre La Palma y Pozo Estrecho, dentro de la línea de corta media distancia Cartagena-Murcia-Chinchilla-Madrid (trenes Regional y Altaria). El peligro que implican estas intersecciones volvió a quedar ayer de manifiesto con motivo del accidente sufrido por un hombre de 42 años en el paso sin barreras de Los Mateos. Según fuentes de los servicios de emergencias, los primeros indicios apuntan a que el viandante cruzó de manera indebida y recibió en la cara el impacto del retrovisor del tren. Personal sanitario le atendió in situ y lo trasladó en una ambulancia al Hospital Santa Lucía, donde fue diagnosticado de un traumatismo maxilofacial, sin gravedad. El propio paciente pidió el alta. El accidente, cuyas causas están bajo investigación, reactivó las protestas de los vecinos de la zona, que llevan años alertando sobre los riesgos del trazado y exigiendo soluciones a las autoridades.

La situación de los pasos en Cartagena puede prolongarse al menos hasta 2019, puesto que el Ministerio que dirige Íñigo de la Serna no ha incluido en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2018, al menos dentro de la memoria de proyectos ferroviarios, las obras necesarias en la red de FEVE. El documento sí que cita la próxima supresión de treinta pasos en distintas provincias de toda España. Fomento tampoco ha dado fecha para acabar con el 'punto negro' de La Palma-Pozo Estrecho. En este último caso, Adif ha vinculado la actuación a las obras de la alta velocidad ferroviaria (AVE) en el tramo Murcia-Cartagena, que previsiblemente empezarán el año que viene.

Además, a pesar del anuncio realizado en julio pasado por la alcaldesa, Ana Belén Castejón, y por su partido, el PSOE, el Ayuntamiento y Fomento aún no han firmado un convenio de colaboración que impulse la supresión de estos cruces peligrosos. Entonces, la regidora pidió al Ministerio «la máxima celeridad posible, dado el gran dinamismo económico y de población» en las zonas afectadas. A pesar de las reuniones mantenidas entre el Ayuntamiento y Adif para abordar cuestiones como la integración del AVE , la sustitución de la línea Regional de trenes por otra de Cercanías y la remodelación de la estación, nada más se ha sabido de este asunto. Tampoco se refirió a este asunto la alcaldesa tras la reunión que mantuvo en febrero con el ministro en el Palacio Consistorial.

Bajo tierra en Cantabria

'La Verdad' preguntó ayer al gabinete de la alcaldía por las gestiones realizadas en los últimos diez meses por Castejón ante Fomento, para desbloquear la supresión de los pasos a nivel, pero no hubo respuesta.

Una de las principales reivindicaciones de los colectivos sociales de Los Mateos, dentro del Manifiesto Fénix (firmado por todos los partidos políticos), es acabar al fin con el «paso a nivel peligrosísimo de FEVE». En concreto, para poner coto a esta «frontera peligrosa que margina al barrio», la Coordinadora de Los Mateos propone el «traslado de la estación de FEVE a terrenos de Adif o el soterramiento de las vía».

Se da la circunstancia de que el pasado 6 de abril el Consejo de Ministros aprobó la firma de un convenio entre el Ministerio de Fomento, Adif, el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega para la integración del ferrocarril de ancho métrico en ese municipio cántabro. El acuerdo, que será válido para el periodo 2018-2022, permitirá entre otras cosas una transformación urbanística de la zona. El proyecto para meter bajo tierra las vías, que forman parte de la línea Oviedo-Santander, abarca una longitud de 1.800 metros y la construcción de una nueva estación soterrada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos