Sorprendido cuando huía con un botín de 200 kilos de garrofa de una finca de Cartagena

Un agente de la Guardia Civil, con la garrofa recuperada. / G.C.

El arrestado, un ciudadano rumano de 25 años y con antecedentes por delitos similares, transportaba lo robado en un vehículo en el que también viajaba una mujer y un bebé al que amamantaba

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios establecidos en el 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas' y gracias a la colaboración ciudadana, ha localizado y detenido a un delincuente habitual, sorprendido mientas sustraía gran cantidad de garrofa en una finca de Miranda, en Cartagena.

La actuación se inició cuando efectivos de la Benemérita prestaban servicio de prevención de seguridad ciudadana por los extrarradios de la diputación cartagenera de Miranda fueron requeridos por un ciudadano que les informó de la inminente sustracción de gran cantidad de garrofa en una finca de la localidad.

Los guardias civiles se desplazaron hasta la explotación agrícola indicada por el ciudadano y detectaron a un vehículo abandonando el lugar, por lo que lo detuvieron para verificar los hechos, comprobando que el vehículo era conducido por un joven y ocupado además por una mujer con un bebé de apenas unos días de vida al que amamantaba.

Tras inspeccionar exhaustivamente el turismo los agentes constataron la sustracción de unos 200 kilogramos de garrofa que fueron incautados y devueltos a su legítimo propietario. En ese momento, la Guardia Civil efectuó la detención del conductor del vehículo como presunto autor de delito de hurto.

El arrestado –rumano, de 25 años y antecedentes por delitos similares–, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena.

Fotos

Vídeos