Sevilla solo ve ventajas en hacer visitable el faro de Cabo de Palos

Un grupo de turistas, en la explanada del faro de Cabo de Palos. / Antonio Gil / AGM

El presidente de Puerto avisa de que buscará una salida para los empledos que viven allí, porque no quiere «conflictos», sino «enseñarlo a turistas»

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

El presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena, Antonio Sevilla, ha hecho suya la propuesta de abrir al público el faro de Cabo de Palos para enriquecer la oferta turística de esta zona costera. De esta manera, Sevilla se une a la iniciativa defendida esta semana por el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, Teodoro García, en la que el diputado nacional pidió que el faro del Cabo de Palos se convierta en «una infraestructura que pueda ser utilizada por la gente, en la línea de la campaña que ha lanzado Puertos del Estado para convertir los viejos faros de España en zonas que todos puedan disfrutar».

Para Sevilla, «es una muy buena idea» que este inmueble tenga un «aprovechamiento turístico». Sin embargo, advirtió de que ahora mismo «es imposible», porque allí viven cuatro familias a las que, «llegado el momento si es que llega, se atenderá como siempre ha hecho el Puerto y como ellos se merecen».

Para Sevilla, no se trata de «crear un conflicto», sino de hacer posibles «nuevas oportunidades para el Puerto», ya que el faro es una infraestructura que tiene 150 años, y eso aumenta su atractivo tanto para los turistas que visitan la zona a diario, como para los miles de pasajeros de los cruceros que llegan a Cartagena. La gestión, explicó Sevilla, tendría que salir a concesión, como cualquier otra infraestructura portuaria.

En este caso, se sacaría a concurso y se estudiaría la propuesta más viable entre las que se presenten. «Eso sí, el que venga a desempeñar un trabajo tendrá que facilitar el acceso, igual que hacemos en otros muchos faros, en castillos y en paradores nacionales», añadió

La propuesta del PP viene dada porque, a su parecer, el faro del Cabo de Palos es uno de los lugares más espectaculares de España y de toda Europa. Lo que lo hace especial es que está situado en un montículo rocoso de 80 metros sobre el nivel de mar en la sierra de Cartagena y está rodeado por la reserva marina de Cabo de Palos y las Islas Hormigas. «Este paraje acuático es uno de los mejores destinos para el buceo del continente por las especies marinas de la zona», dijo Teodoro García durante el debate de su iniciativa parlamentaria en la Comisión de Fomento del Congreso.

Vigilancia y mantenimiento

Actualmente, en el faro viven cuatro trabajadores en cuatro viviendas. Allí desempeñan también parte de su trabajo, que consiste en ocuparse de la vigilancia y del mantenimiento de todas las torres vigía de la Comunidad, desde la del Estacio, en la Manga, hasta la de Águilas, incluyendo la de Islas Hormigas, Portmán, Escombreras, Cabo Tiñoso y Puerto de Mazarrón.

Los trabajadores avisan de que la explotación del faro de Cabo Palos por una empresa privada hotelera restringiría el libre acceso de la ciudadanía, y solo podrían disfrutarlas un puñado de personas con alto nivel adquisitivo, y no los miles de visitantes que anualmente pasan por allí. El trasiego de personas desde las siete de la mañana hasta bien entrada la noche es impresionante. En verano los visitantes se multiplican, incluso, muchos intentan subir a ver el faro por dentro.

Fotos

Vídeos