Los servicios públicos que más quejas reciben cuestan 55 millones

El contrato de limpieza es el más caro, seguido del alumbrado público, los transportes urbanos y el mantenimiento de jardines y otros espacios

E. R. K CARTAGENA

Entre los servicios más costosos consignados en el borrador de presupuestos para 2018 destacan varios de los que más quejas ciudadanas han generado en los últimos meses. La limpieza viaria y la recogida de basuras, el transporte urbano, el cuidado de los jardines y el mantenimiento de otros espacios libres y el alumbrado público suponen 55 millones de euros.

La palma se la lleva el contrato de limpiezas y recogida de basuras, con 30 millones, a los que se suman seis más por el almacenamiento y el tratamiento de basuras en el vertedero del Gorguel. FCC es la empresa que recibe ese dinero por la prestación de ambos servicios. La mercantil y el Ayuntamiento tienen pendiente una negociación que podría implicar un incremento del coste, a cambio de la mejora de los servicios, pero el equipo de gobierno todavía no ha confirmado nada.

El alumbrado público supone 7,9 millones de euros, de los que más del 80% se destinan a pagar el suministro eléctrico y el resto es para abonar trabajos de mantenimiento, sustitución de instalaciones y otros. Por lo que respecta al autobús urbano, Alsa se embolsará 6,2 millones el mantenimiento de las mismas frecuencias y servicios que el año pasado. Las promesas de introducir mejoras en la línea de Molinos Marfagones y de crear una parada específica junto al Hotel Posadas de España, a la entrada al Polígono Industrial Cabezo Beaza, no se han confirmado hasta ahora.

Por último, el presupuesto reserva 6,3 millones de euros para el mantenimiento de jardines y de otros espacios públicos. En este caso, se trata de un servicio prestado en precario también por FCC y y que debe ser actualizado con la formalización de un nuevo contrato, en cuanto se aprueben los presupuestos municipales de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos