Segado señala la calidad de las aguas portuarias como clave para lograr dos banderas azules

La limpieza diaria de las dársenas y las campañas de control en el mar ayudan al Real Club de Regatas a obtener su primera enseña turística

LA VERDADCARTAGENA

La limpieza continua y la gestión medioambiental permanente de las aguas portuarias han sido claves para que la Fundación para la Educación Ambiental conceda este año una segunda bandera azul a la ciudad de Cartagena, según destacó ayer el nuevo presidente de la Autoridad Portuaria, Joaquín Segado.

La enseña que representa la calidad de servicios en una zona de baño o en una marina deportiva ondeará este verano por primera vez en los frentes que ocupa el Real Club de Regatas de Cartagena en el Muelle de Alfonso XII. Esa bandera se une a la que ya luce Cala Cortina ininterrumpidamente desde 2007.

En un comunicado, Segado destacó que ambas banderas demuestran el «buen trabajo» realizado por el Puerto de Cartagena durante las presidencias de Adrián Ángel Viudes y Antonio Sevilla para mejorar la calidad de las aguas en sus dos dársenas. Para conseguirlo, destacó, «se llevan a cabo distintas actuaciones».

Una de las tareas más conocidas para el mantenimiento de las aguas interiores es la limpieza con el 'Pelican', una embarcación especial que retira de la superficie del agua residuos, la mayoría de ellos plásticos, aunque también trozos de madera y cuerdas que los temporadas arrastran hasta la costa. La embarcación dispone de medios para disolver pequeñas manchas de hidrocarburo.

La Autoridad Portuaria también realiza campañas periódicas de caracterización de calidad del mar y sedimentos, en el marco del Plan de Control y Vigilancia de la Calidad de las Aguas en el Ámbito del Puerto. En la época estival, se instala una barrera flotante en el entorno de Cala Cortina para evitar que posibles contaminaciones marinas afecten a la playa, circunstancia que hasta la fecha no ha ocurrido.

Además, la Autoridad Portuaria destacó que la concesión al Real Club de Regatas de una bandera azul lo convierte en la primera marina deportiva del municipio en conseguir este galardón medioambiental. Según su presidente, José García-Bravo, la Autoridad Portuaria ha sido una colaboradora clave durante todo el proceso de tramitación de la documentación y las inspecciones técnicas.

La obtención de estas dos banderas es «un motivo de alegría y orgullo, ya que dan la noción de la calidad que tienen actualmente nuestras aguas y es gracias a la labor que realizan las empresas que conforman la comunidad portuaria», dijo Segado. Estos galardones, y el trabajo realizado para conseguirlos, «también permiten a los cartageneros disfrutar de unas playas e instalaciones de recreo con las mayores garantías tanto de ocio como medioambientales», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos