El Santa Lucía incorpora una técnica que detecta en recién nacidos cardiopatías congénitas

EFECARTAGENA

El área materno infantil del Hospital Santa Lucía ha implantado un sistema de cribado para detectar cardiopatías congénitas en recién nacidos sin síntomas, antes de que reciban el alta.

En un comunicado, la Consejería de Sanidad informó de que el año pasado hubo 2.762 nacimientos en este centro público de Cartagena, y destacó que el nuevo método de detección de este problema en el corazón se practica desde hace tres años en el Hospital Los Arcos, en San Javier. Gracias a él, aumenta el porcentaje de recién nacidos susceptibles de recibir un tratamiento adecuado y precoz.

La prueba consiste en medir la saturación de oxígeno en las primeras 48 horas de vida, antes del alta hospitalaria, con un procedimiento sencillo, no invasivo y sin molestias. A través de él, se atiende una situación que puede pasar desapercibida en la inspección visual. El motivo es que los bebés afectados por una cardiopatía congénita pueden presentar síntomas desde los primeros días de vida, pero es frecuente que la cardiopatía tarde en dar la cara.

La incidencia de estas patologías es de dos casos por cada mil nacimientos y aún no se ha podido determinar cuáles son sus causas, aunque la mayoría de los veces no son ni hereditarias ni proceden de factores de riesgo conocidos. Las herramientas actuales para el hallazgo y el diagnóstico se basan en las ecografías prenatales y las exploraciones físicas rutinarias de la madre durante el embarazo, que solo consiguen detectar dos tercios de los casos.

Más de un 30 % de los bebés con estas cardiopatías graves puede ser dado de alta en maternidad sin diagnóstico, lo que representa durante las primeras semanas de vida un riesgo de que se produzca una situación de colapso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos