Sanitarios de Urgencias rechazan regresar al Parchís tras el crimen en Las Seiscientas

Una mujer pasa ante la puerta de Urgencias a la que volverá el SUAP en el Centro de Salud de Virgen de la Caridad./Antonio Gil / AGM
Una mujer pasa ante la puerta de Urgencias a la que volverá el SUAP en el Centro de Salud de Virgen de la Caridad. / Antonio Gil / AGM

Los empleados piden que les ubiquen en el centro de salud del Barrio de la Concepción por temor a «amenazas y a agresiones»

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Médicos, enfermeros, conductores de ambulancia y celadores del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) han solicitado al consejero de Salud, Manuel Villegas, que reconsidere la orden de hacerles regresar este mismo mes al centro de salud del Parchís, en la Barriada Virgen de la Caridad (Las Seiscientas), tras tres años en la planta baja del Hospital del Rosell, para preservar tanto su «seguridad» y su «integridad física» como la de los usuarios que se desplazan hasta allí para ser atendidos. En una carta rubricada por una veintena de los 28 empleados del servicio se menciona, como desencadenante de ese temor, el crimen que acabó con la vida de dos personas el pasado miércoles en la calle Cabrera, justo enfrente del lugar en el que se reubicará el servicio. Estos hechos han sumido en la «consternación» y «preocupan» a los trabajadores. Además, miembros de este colectivo indicaron que «en los años en los que el SUAP estuvo instalado allí, hubo agresiones y episodios violentos de los que hay constancia en informes de los vigilantes, de la policía e incluso denuncias en los juzgados», apuntaron.

La Consejería de Salud mantenía en estudio desde principios de este año la posibilidad de un traslado. Tras el verano, anunció el cambio y dio de plazo hasta mañana para hacerlo efectivo. Las fuentes consultadas en la Consejería de Salud indicaron que se incluye dentro del plan de reordenación de servicios que la Comunidad lleva a cabo desde enero en toda la Región.

Seguridad
La carta enviada a la Consejería indica el riesgo de que, tras el doble crimen, se reproduzcan, incluso con mayor crudeza, las amenazas y agresiones que hubo hasta que hace tres años el SUAP fue trasladado al Rosell.
Operatividad
La misiva pide que el SUAP sea trasladado el centro de salud del Barrio de la Concepción, para atender mejor a toda la zona oeste.
28 personas forman el operativo del Servicio de Urgencias de Atención Primaria actualmente ubicado en el Rosell
Son 9 médicos, 9 enfermeros, 6 conductores y 4 celadores, que se distribuyen entre un servicio móvil y otro de asistencia in situ, en turnos de tarde y de noche.
24
horas cubre un equipo de un médico, un enfermero y un conductor para la ambulancia, de ocho de la mañana de un día a ocho de la mañana del siguiente.
17
horas (de las tres de la tarde de un día a las ocho de la mañana del día siguiente) cubre un equipo de un médico, un enfermero y un celador, todos los días.

Esta decisión revoca la tomada hace tres años. Fue en plena polémica sobre cómo se podía llenar de contenido el Hospital del Rosell, una vez eliminada la actividad de la mayor parte de las plantas de hospitalización. Entonces la Consejería de Sanidad decidió cerrar el SUAP del Parchís, que se ocupaban de cubrir las emergencias de un territorio en el que están censadas más de 80.000 personas. En los diversos estudios realizados para actualizar el servicio, se exploró la posibilidad de cambiar el servicio fijo por uno móvil y reorientarlo a la atención sanitaria urgente y extrahospitalaria domiciliaria y en la vía pública. Pero tras las quejas vecinales no hubo cambios y todo quedó como hasta entonces.

«Riesgo» para la plantilla

La plantilla la forman nueve médicos, nueve enfermeros, seis conductores y cuatro celadores que se relevan para cumplir dos turnos. Uno es de 24 horas e incluye la asistencia domiciliaria, con la ambulancia. El otro, de 17 horas, se encarga de la asistencia en el propio SUAP, de tres de la tarde a ocho de la mañana.

Entre la decisión del traslado y la fecha tope para su ejecución, mañana día 15 de noviembre, tuvo lugar el doble crimen que dejó también dos heridos. El «trágico incidente», mencionado en la carta de los trabajadores, fue a escasos 150 metros del lugar donde volverá a instalarse el equipo de Urgencias.

La misiva fue enviada por fax a la Gerencia del 061, de quien dependen orgánicamente, según las fuentes consultadas entre la plantilla. En la Consejería de Salud aseguraron que no tienen constancia de que esa carta haya llegado, pero una portavoz de la Gerencia del Área de Salud de Cartagena indicó que allí saben que ha habido una comunicación.

Los firmantes de la carta aseguraron en ella que lo ocurrido el miércoles no es una muestra aislada de violencia y subrayaron que la plantilla recuerda muy bien los sucesos que tuvo que soportar hasta el traslado del SUAP al Rosell, en 2014. Por eso, indicaron en el escrito que ahora «deben valorarse todos los incidentes acaecidos en dicho centro. Es fácil pedir copia de las incidencias reflejadas en los partes correspondientes de los vigilantes de seguridad y comprobar que durante el tiempo que permanecimos en dicho centro tuvieron que asistirnos por amenazas y agresiones físicas», apuntó la comunicación.

Incidentes acreditadas

Fuentes de la plantilla indicaron a 'La Verdad' que hubo desde incidentes con toxicómanos, hasta problemas con clanes familiares y personas pertenecientes a distintas minorías razones. Para acreditarlo, hay «informes policiales e incluso documentos sobre algún juicio por lesiones y órdenes de alejamiento en la plaza en la que tuvieron lugar los hechos, según la carta.

Para la plantilla, es necesario salir del Rosell pero no para volver al Parchís sino para ir a un lugar más adecuado. De hecho, los profesionales implicados consideran que la acumulación de dos puertas de urgencias, la de Atención Primaria y la correspondiente al Hospital, ha sido causa de descoordinación» para ambos servicios. En cuanto al regreso al Parchís es «desacertado» por el «riesgo real» de vivir situaciones de violencia en esta zona, pero también porque no responde, según los facultativos a un criterio de distribución racional de los servicios de urgencia.

«Tendremos otra puerta de urgencias en la zona este del municipio, para atender al área de la ciudad y de barrios del oeste de la ciudad, cuando existe un centro de salud nuevo, en el Barrio de la Concepción, con espacio suficiente para instalar allí el servicio», indicaron desde la plantilla.

El radio de acción del servicio 24 horas es amplísimo y abarca el casco histórico, el Ensanche, y Ciudad Jardín hasta el límite con la Barriada Cuatro Santos. También a todo el término municipal hacia La Puebla y La Aparecida. A eso se une el Barrio de la Concepción, Villalba, el Coto Dorda, las Casas del Sevilla, y la Alameda de San Antón. En la actualidad hay otro servicio similar de urgencias 24 horas, ubicado en el Centro de Salud de Los Dolores y que asiste los servicios de la zona norte, a partir de la Barriada Cuatro Santos. El Mar Menor y La Manga pertenecen a otra demarcación.

Vigilantes

Cuando el traslado sea efectivo, las instalaciones abrirán por las tardes, los fines de semana y por la noche. Fuentes de la Administración regional indicaron que, con ese cambio de horario, se incorporará un servicio de vigilantes que es el mismo que hay ahora en el Rosell. Así, a los dos que hay ya en el Parchís se unirá un tercer guarda.

El operativo sanitario cuenta con una ambulancia con soporte vital básico, para la que también hay sitio en el centro de salud del Barrio de la Concepción.

Los trabajadores ya tenían el pasado fin de semana prácticamente finalizados los preparativos para el traslado. El traslado será definitivo en las próximas 24 horas, en cuanto se termine de ultimar la coordinación de los efectivos la Gerencia de Emergencias 061, que es de quien depende, y la del Área de Salud de Cartagena, según fuentes de este último departamento.

Miembros de la plantilla de 28 empleados del SUAP alertaron ayer mismo de que era posible que la decisión del traslado no tenga lugar mañana por un «aplazamiento». Sin embargo, una portavoz de la Consejería de Salud advirtió de que no hay tal aplazamiento y el servicio cambiará de sitio en los plazos previstos inicialmente.

Fotos

Vídeos