La luz de Rusia se cuela en la ciudad

Nuria Saud, María José Ríos, María Dolores Contreras, Ana Isabel Albiar y María García./J. M. Rodríguez / AGM
Nuria Saud, María José Ríos, María Dolores Contreras, Ana Isabel Albiar y María García. / J. M. Rodríguez / AGM
Pasarela de Domingo

ÁNGELA DE LA LLANA

La luz tenue de Rusia se transforma en un torrente de claridad frente a las aguas cálidas de La Azohía. La necesidad de vivir en un lugar soleado y alegre llevó al matrimonio formado por Alexey y María Patrov a trasladarse a este punto de la costa junto con sus tres hijos. Cansados de trabajar en empresas de prestigio internacional, han decidido darle un rumbo a su vida y han montado un restaurante en el centro de Cartagena.

Como no podría ser de otra manera, el establecimiento, cuya inauguración tuvo lugar el pasado viernes, se llama Luces, en referencia a la cuenta de instagram de María, que orbita en torno a objetos como las lámparas, las bombillas y las velas que nos alumbran. La componen fotos en blanco y negro, solo iluminadas por la llama.

El establecimiento, situado en la calle Villamartín esquina con la Plaza del Rey, ha sido decorado también con las fotografías de María, que están montadas sobre una pared de efecto antiguo. Una decoración que contrasta muy bien con el suelo y el espacio del lugar. «Es un sitio diferente de los demás; tiene alma», explicaban los hermanos David y Daniel García Solano.

Entre los asistentes estuvieron Antonio Reinaldos, Caridad Serrano, Mari Nieves Terry, Nuria Saud, María José Ríos, María Dolores Contreras, Ana Isabel Albiar, María García, José Francisco Martínez, Pedro Céspedes, Luciano Vicente y Miguel Hernández. Todos degustaron un menú gastronómico elaborado para la ocasión. Los pases fueron: quesos artesanos con frutas, carpacho de pato con parmesano, falafel con crema de yogurt, huevos rotos 'Efesé', salmón marinado en eneldo, chuleta ibérica, deconstrucción de tarta de queso del campo de Cartagena y mus de chocolate.

Los platos han sido diseñados al milímetro por el jefe de cocina, Javier Mateo, que hizo las delicias de invitados como José Tortosa y Dori Bernal. «Este negocio es una puesta muy interesante de dos personas que tienen mucho que aportar a la ciudad. Es un lugar cargado de esencia e historia y eso se nota nada más entrar», explicaron.

Susana Alcaraz, Andrés Espín y Herminio Sánchez brindaron por el establecimiento. Muy cerca. Rosa María Cánovas charlaba con el sumiller del establecimiento, Javier Zapata, que ha sido el encargado de elaborar la carta de vinos atendido siempre a la fórmula del maridaje con los alimentos. «Todos los vinos de la carta han sido elegidos en exclusiva para ello», señaló mientras servía a los clientes.

Jorge Campos, David Caparrós, Adrián Marcos, Mario Rosique, Irene Pérez, Macarena Salcedo, Ana María Marín y Tatiana Castilla forman un grupo de amigos que escucho encantado a la propietaria del local, que además de fotógrafa es escritora.

En representación de la empresa Mora Distribuciones asistió Vicente Mora, acompañado de Paloma Braña. Charlaron sobre el auge de las catas de vinos, muchas de las cuales se celebran en establecimientos de Cartagena con gran éxito. Jacobo Sanjurjo también se acercó al restaurante para apoyar a los dueños.

En una de las mesas ubicadas en la terraza disfrutó de la cena el grupo formado por Oscar Muñiz, Amador Serrano, Ana María Barrada y Valentina Seva. Esta última es una italiana afincada en Cartagena, que explicaba que «es una ciudad en cantadora y acogedora, de la que podemos disfrutar de establecimientos como este».

Sebastián Valera, Ginés González, José Antonio Román, María Isabel Martínez, Ana Sánchez y José Coy no solo alabaron el establecimiento sino también los fantásticos huevos Efesé, cuya receta esta compuesta por una cama de chipirones a la andaluza con aroma de ibérico y clara de huevo blanca con yema negra, que emulan los colores del Cartagena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos