PP y Cs se niegan a negociar con MC los presupuestos si participa José López

Rueda de prensa en la sede del PP de Cartagena, este martes. /J. M. Rodríguez / AGM
Rueda de prensa en la sede del PP de Cartagena, este martes. / J. M. Rodríguez / AGM

Las descalificaciones del concejal a la candidata del PP a la alcaldía, Noelia Arroyo, precipitan las peticiones de dimisión y rompen el diálogo

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El tercer exceso verbal de José López (MC) en siete meses fulmina el proyecto de la oposición de impulsar una alternativa conjunta a los presupuestos municipales de la alcaldesa, Ana Belén Castejón, del PSOE. Las crisis anteriores, con el equipo socialista, supusieron la expulsión de López del equipo de gobierno local en septiembre del año pasado y la salida del resto de ediles de MC, en enero. Su alusión de anteayer a la consejera de Transparencia y candidata del PP a la alcaldía, Noelia Arroyo, como «una peluca rubia con los labios bien pintados», forzó a este último partido a anular todo contacto con MC, en repulsa por estas manifestaciones «machistas, impresentables y rastreras», según dijo ayer la portavoz regional del PP, Nuria Fuentes.

Castejón, que anteayer guardó silencio, hizo una madrugadora petición al PP. «Tienen que romper, igual que hice yo cuando le aparté por faltarme al respeto. No fue fácil y me quedé en minoría, pero hay cosas que son inadmisibles», declaró.

En contexto

Poco después, seis mujeres del PP comparecían en la sede del partido junto a Fuentes, para pedir la dimisión de López como concejal. La edil del PP Carolina Palazón informó de que su grupo llevará esa exigencia al Pleno, junto a una petición de reprobación pública. Asimismo, comunicó la ruptura de las conversaciones sobre presupuestos. «El presidente del partido, Joaquín Segado, lo ha confirmado», dijo. El tercer partido protagonista en esas conversaciones, Ciudadanos, también hizo lo mismo. Su portavoz, Manuel Padín, pidió respeto para Arroyo.

En un solo día se esfumó el talante pactista manifestado por el portavoz municipal del PP, Francisco Espejo, y por José López, que hace un mes aparcaron sus fuertes enfrentamientos personales para buscar el desgaste de Castejón a un año de las elecciones. Buscaban unir los diez ediles populares y los cinco de MC para impulsar junto a Ciudadanos una mayoría absoluta imbatible, hiciera lo que hiciera el PSOE.

Un acercamiento infructuoso

La piedra de toque era el presupuesto. Ante la tardanza de Castejón en presentar unas cuentas viables, MC apoyó una moción del PP para elaborar otras con el apoyo de Ciudadanos. La alcaldesa rechazó que le impongan un texto alternativo y Podemos dijo que presentará enmiendas por su lado. En los dos encuentros mantenidos, populares y cartageneristas solo abordaron cuestiones preliminares. La ruptura impedirá que puedan llegar más lejos.

López dinamitó la negociación, anteayer, con su reacción al nombramiento de Noelia Arroyo como candidata del PP a la alcaldía. En sus críticas descendió al terreno personal, con alusiones machistas y a su vida privada. También consideró que le falta cartagenerismo y que eso es un demérito para ella como aspirante al poder municipal. El clamor contra López se disparó en las redes sociales y se extendió a los medios de comunicación a nivel nacional.

Arrastrado por este vendaval, el PP decidió romper relaciones con MC, en vista de que López no solo no se retracta sino que incluso trata de justificarse. MC cree que «ese partido intentará dilatar la aprobación de los presupuestos para que no se ejecuten y manchar nuestra buena gestión previa».

«No hice ninguna alusión directa, fue una metáfora»

José López no pidió disculpas ayer por sus palabras sobre Arroyo y siguió jugando a la confusión. Dijo que «en ningún caso quise hacer una alusión directa» a ella, «a la que respeto y que no me respeta». «Me referí y critique al PP, que es el que la ha puesto», insistió, «como una metáfora, una reflexión general sobre la superficialidad de la política». El exalcalde achacó la polémica generada y el eco mediático nacional a «una artimaña del PP para promocionarse a sí mismo y a Arroyo», a la que pidió que dimita como candidata. «Mis palabras solo puedo interpretarlas yo, que las dije», reiteró y añadió que «ni soy machista, ni fomento el machismo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos