Resaltes y multas a los coches en doble fila en Santa Ana

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Los vecinos del Polígono de Santa Ana arrancaron ayer el compromiso municipal de tomar medidas contra los problemas de tráfico del residencial. La nueva directiva de la Entidad de Conservación mantuvo un encuentro con el concejal de Seguridad, Francisco Aznar, quien anunció que la velocidad será limitada a 40 kilómetros por hora en todas la calles.

Otra de las medidas previstas por el equipo de gobierno del Ayuntamiento, y que se aplicarán «en breve», según informaron fuentes del colectivo, es que un coche de la Policía Local (el conocido como 'multacar') controlará que los vehículos estén estacionados correctamente, y no en doble fila.

El presidente de la Entidad de Conservación, Cayetano García, enviará un escrito para que pase a las 9, 14, 16 y 18 horas, preferiblemente. Como alternativa, se habilitarán cuatro zonas de carga y descarga para automóviles, en la calle Turín y en la avenida Venecia.

También se prevé construir resaltes en los pasos de peatones de la citada avenida y la de Génova, las dos vías que soportan más tráfico en el residencial. El objetivo es reducir la velocidad de los conductores en estas zonas, frecuentadas por padres y escolares por la cercanía de los colegios Narval y Miralmonte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos