Quejas en Isla Plana por el cobro de la tasa a las viviendas con puerta de entrada a garaje y patio

Un vecino de Isla Plana, ayer, entrando a su parcela./J. M. R. / AGM
Un vecino de Isla Plana, ayer, entrando a su parcela. / J. M. R. / AGM

Unos 300 vecinos cargan contra el Ayuntamiento, que ha enviado una carta en la que les exige el abono del impuesto de los últimos cinco años

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

«Hemos recibido una carta en la que el Ayuntamiento nos pide que paguemos cerca de 300 euros por una tasa de entrada y salida de vehículos a través de las aceras. ¡Es una vergüenza, es el último invento que han hecho para conseguir recaudar más dinero!». Vecinos de Isla Plana y La Azohía cargan contra el Ayuntamiento, que ha enviado una notificación a aquellos que, sin tener declarado un vado, poseen una puerta por la que pueden entrar y salir coches. Les exige el pago de una tasa, como ya cumplen desde el año 2013 los vecinos de La Palma, La Puebla, La Aljorra y El Bohío, entre otras diputaciones.

Los afectados se quejan de que el Consistorio quiera cobrarles, sin previo aviso, el recargo de los últimos cinco años por esta norma contemplada en la Ordenanza Municipal de Pasaderas de la Vía Pública. El desembolso al que tendrán que hacer frente por ese tributo obligatorio, incluidos recargos e intereses, oscila entre los 300 y los 400 euros.

Uno de los vecinos afectados es Pedro López, quien reside en la calle Isla Española. «El problema es que no entendemos que nos llegue la notificación, con intereses y recargos, y que el Ayuntamiento nunca nos haya informado de que teníamos que pagar ese impuesto. Lo hubiéramos domiciliado desde el primer momento y no tendríamos que abonar ahora esa considerable suma», denunció López.

Este vecino aseguró que «somos más de 300 afectados. Muchos ya nos hemos puesto en contacto con nuestros abogados, porque es vergonzoso. Pagamos tasas de basura, alumbrado... Y no hay aceras, ni asfalto en la vía, ni nada de nada. No comprendo por qué nos obligan a pagar ahora por la entrada de coches».

Los residentes de esta calle no conciben la decisión, al no tener una acera asfaltada. «No nos pueden exigir el pago de la tasa. Es una incongruencia», puntualizaron con indignación. Las cartas detallan los metros de pasadera y el número de vehículos, el importe de los últimos cinco años (112,35 euros por año en la mayoría de los casos) y unos intereses de demora de entre 25 y 30 euros. Eso sí, contempla una bonificación del 50%.

El abogado Francisco Luis Valdés se ha encargado de presentar las alegaciones de varios vecinos en el Ayuntamiento. «En el caso de la calle Isla Española, la vía no cuenta con aceras a ambos lados. Y no tiene sentido cobrar por un servicio que no se presta. Primero porque la vía no tiene aceras. Y segundo, porque no está acreditado que la usen como paso a sus viviendas. De hecho, la mayoría aparcan en la propia calle. En este sentido la jurisprudencia da la razón a los vecinos», puntualizó el letrado.

Fuentes municipales indicaron a 'La Verdad' que la ordenanza está en vigor desde 1995, y añadieron: «El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. A finales de verano se hizo una inspección, y lo que hemos hecho ha sido dar parte para que los ciudadanos paguen la tasa. Esas puertas se han utilizado durante más de 20 años y solo se reclaman los últimos cinco. La Concejalía de Hacienda dictará lo que tienen que abonar, dependiendo de las alegaciones que hayan presentado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos