El IBI quedará 'congelado' para 2018 tras una rebaja del 6% en tres años

El sello del coche, el IAE y la tasa de pasaderas tampoco varían y se aplican impuestos nuevos a la tramitación y el vallado de obras en la calle

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La concejal de Hacienda, Isabel García, anunció ayer la 'congelación' del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para 2018 y aseguró que en los últimos dos años la rebaja acumulada es del 20%. Sin embargo, cualquier cartagenero que revise sus recibos de 2015, 2016 y 2017 notará que solo se ha ahorrado un 6%. «Es cierto que se ha notado una reducción de ese porcentaje en la cuota», admitió García. El resto, indicó un portavoz de su partido, MC, ha servido para evitar el encarecimiento de un 14%, derivado de la subida de los valores catastrales.

El IBI no es el único tributo que se queda igual en la ordenanza presentada ayer por García y el concejal de Área, Francisco Aznar, tras aprobarla en una Junta de Gobierno Local en el Palacio Consistorial. También el Impuesto de Vehículos (el sello), el de Actividades Económicas (IAE), la tasa de pasaderas y la ORA permanecerán como hasta ahora.

En las ordenanzas aprobadas en 2016 se optó por aplicar los superávits existentes en bajar la contribución urbana (IBI) -20 euros menos en el recibo- y la ORA, entre otros. La ordenanza para 2018 apuesta por «sostener» esas rebajas, no por aumentarlas. El planteamiento de García de «reducir la presión fiscal a los particulares y las cargas administrativas» no conduce a bajadas generales. En el caso del IBI, la promesa de MC era bajarlo un 16% el primer año. Para 2018 solo se incrementa la bonificación del impuesto para familias numerosas a aquellas que tengan casas cuyo valor catastral sea igual o inferior a 90.000 euros. Ahora el límite era de 80.000.

Además, hay dos tasas nuevas para controlar las obras en la vía pública. Así por ejemplo, se establece el pago obligatorio de 284,29 euros para la tramitación de expedientes de autorización de trabajos, como el tendido de canalizaciones y conexiones subterráneas. Asimismo, se aplicará una tasa mínima de 12 euros por valla o elemento de delimitación de esas obras, en cualquier punto del término municipal. Hasta ahora, en el resto del municipio se pagaba menos que en el casco histórico.

También se establecen tasas que tendrán que pagar las personas que se presenten a cualquier prueba selectiva para trabajar en organismos autónomos del Ayuntamiento, como la Agencia de Empleo (ADLE), y para el uso de los locales del Vivero de Empresas para Mujeres, situado junto al Centro Comercial Mandarache. Las tasas serán de entre 19 y 77 euros, según el espacio reservado.

Entre las principales bonificaciones destacan la aplicable a los promotores de hoteles que consigan una declaración de utilidad pública aprobada por el Pleno municipal. Pagarán el 50% del coste de la licencia de obras (el 2% en lugar del 4%). También los empresarios que se instalen fuera de polígonos industriales se beneficiarán de una bonificación del 95% en el coste del permiso. Y las universidades públicas se ahorrarán ese mismo porcentaje de la licencia para obrar en cualquier punto del municipio y no solo en el casco histórico, como hasta ahora.

Fraccionamiento de pagos

Asimismo, Isabel García informó de que los contribuyentes podrán pedir, durante todo el año, el fraccionamiento del pago del IBI, del sello del coche, del de Actividades Económicas, y de la tasa de pasadera. El pago fraccionado se prolongará a los años siguientes, salvo que contribuyente lo revoque.

Temas

Ibi

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos