El Puerto ya es el cuarto con más tráfico de mercancías de España al superar al de Bilbao

Varios barcos llegados de diferentes partes del mundo desembarcan mercancías en las instalaciones del puerto de Escombreras./Antonio Gil / AGM
Varios barcos llegados de diferentes partes del mundo desembarcan mercancías en las instalaciones del puerto de Escombreras. / Antonio Gil / AGM

La llegada de graneles líquidos y sólidos y la bajada de tasas colocan a los muelles locales entre los más importantes del país

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Mientras el 'Gold Point', el 'Snoy Ploeg' y el 'Atlantis Arki' descargaban hidrocarburos y aceite de palma en los muelles de Repsol, en Escombreras, el 'New Leader' y el 'Thetis' bajaban trigo y maíz, en el muelle Isaac Peral. A las misma hora, el 'Cheikh Bouamama' hacía lo mismo con gas licuado, en el atraque oeste, y el 'Suez Raja', petróleo, en el pantalán de crudo. El ritmo en el Puerto de Cartagena, tanto en la zona de Escombreras como en la urbana, es frenético durante las 24 horas del día. Las llegadas y salidas de grandes cargueros procedentes de diferentes partes del mundo no cesan y mientras unos, atracados, desembarcan sus mercancías, otros esperan su turno fondeados frente a El Portús.

Este movimiento incesante -de media llegan cinco barcos al día- es lo que ha hecho que el Puerto de Cartagena haya superado, en lo que va de año, al de Bilbao en cuanto a movimiento de mercancías se refiere, según los datos publicados por Puertos del Estado. Si el bilbaíno registró hasta agosto, último mes del que se tienen datos, 22,2 millones de toneladas, el cartagenero ya va por los 22,8 millones, algo que hace suponer que a finales de este ejercicio podría superar su propio récord: los 31,9 que logró al cierre de 2016.

Estos datos suponen todo un hito en Cartagena, ya que de esta forma se sitúa como el cuarto de España, una vez que a finales del pasado año superó también al de Tarragona. Por encima de él tan solo están los grandes, el de la Bahía de Algeciras, el de Valencia y el de Barcelona, según los últimos datos publicados por Puertos del Estado hace unos días pertenecientes a los primero ocho meses de este año.

El incremento del número de mercancías ha alcanzado ya en lo que va de año un 10,37%, con respecto al mismo periodo del año pasado. El crecimiento se extendió a todo tipo de productos. Los graneles líquidos subieron un 11,38%, al alcanzar los 18 millones de toneladas, una cifra también histórica; los graneles sólidos, un 5,75%, hasta llegar a los 3,6 millones de toneladas; y el resto de mercancías, casi un 16,54%. En ese caso, se superó la cifra de 1,1 millones de toneladas.

Mayor competitividad

Una de las razones de este crecimiento se debe a que la institución pública ha rebajado las tasas que cobra a las compañías en una media del 14% en los últimos años, y ha ganado así competitividad frente a otros puertos españoles. El resultado también se debe a la atracción de nuevas inversiones millonarias, lo que a su vez se traduce en la generación de miles de empleos directos e indirectos no solo en el municipio y el ámbito de la comarca, sino también en el conjunto de la Región de Murcia.

Los trabajos de mantenimiento que Repsol realizó en su planta de Escombreras, entre abril y mayo, provocaron una bajada en el tráfico de mercancías en el primer cuatrimestre, algo que también ocurrió en 2016, cuando se hicieron trabajos similares en la fábrica.

A pesar de este descenso, desde la Autoridad Portuaria de Cartagena, confían en que los buenos registros que se consiguieron en los últimos años, excepto el pasado ejercicio en el que se bajó un 2%, se repitan a finales de diciembre, cuando se absorban, por completo, las consecuencias de la parada. A pesar de que ahora se crece por encima del 10%, saben que se trata de unos incrementos que será difícil mantener. La esperanza es que se consiga el próximo ejercicio, ya que entonces, la multinacional Repsol no tiene previsto realizar en sus instalaciones de Escombreras una parada de mantenimiento similar a la de este año.

Pasajeros de cruceros

En los primeros ocho meses, el puerto se ha vuelto a convertir en uno de los principales del sureste español a pesar de que el número de contenedores ha caído en picado, casi un 20%. Los ascensos más importantes se registraron en la carga de productos químicos procedentes de Sabic y con destino Europa y Asia; de materiales de construcción que se exportan a países árabes y a Asia; y de vino y de zumos unificados (en lotes), en dirección a África occidental y Europa.

Así, al igual que sucede con los contenedores, se encuentra encuadrado dentro de los diez principales puertos en el tráfico de pasajeros, lo que lo ha convertido en el principal destino del sureste español también en ese segmento de negocio. Además, si se tienen en cuenta aquellos lugares que son puertos base de cruceros, tales como Barcelona, Santa Cruz de Tenerife, Palma de Mallorca, Málaga y Valencia, el de Cartagena se sitúa en una posición más que privilegiada dentro de los llamados de tránsito, ya que está entre los principales destinos nacionales.

Hasta agosto, este sector había crecido un 34,25%, con la llegada de los 145.140 pasajeros que han abarrotado calles y plazas de Cartagena. Solo durante ese mes estival arribaron 28.383. Hasta finales de este ejercicio aún pasearán por la ciudad más de 80.000 personas, que llegarán en 70 cruceros.

Exportación de ganado

En cuanto a la exportación de ganado se refiere, los muelles de Cartagena también son los más importantes de España, ya que disponen de unas instalaciones únicas en el país para el embarque de animales vivos. En este caso se ha crecido un 20% hasta julio, en cuanto a número de cabezas se refiere. Importante también es la llegada de cereales que se usan para el alimento de animales de toda España. Vienen de Europa del este, sobre todo de Ucrania, pero también de Estados Unidos.

El crecimiento portuario aún tiene recorrido, según fuentes de la Autoridad Portuaria, ya que aún tiene libre algo más del 25% de su suelo de Escombreras y de los muelles urbanos. La superficie ocupada ha crecido casi en un 10% desde el año 2011, y asciende ya a 680.000 metros cuadrados (60.000 más).

Aunque en el porcentaje de variación ha influido un efecto estadístico, pues se ha reducido el terreno disponible al dedicarse parte de él a carreteras, vías férreas y otras instalaciones comunes, los responsables del Puerto destacan que el crecimiento y las previsiones son «muy positivas».

La Autoridad Portuaria cree que tiene más recorrido con el gas

El margen de crecimiento durante los próximos años es aún alto para el Puerto de Cartagena, ya que a las buenas perspectivas en cuanto al posible incremento en la llegada de graneles líquidos y sólidos se le puede unir la mayor exportación e importación de gas natural, según indicó a este diario el director de explotación de la Autoridad Portuaria de Cartagena, José María Gómez. La mayor descarga de gas en los puertos del norte de Europa por la apertura de sus gasoductos han quedado patentes en los números conseguidos en los últimos dos año. Solo este año se han movido medio millón de toneladas, cuando en años de bonanza se llegaba hasta los cuatro. Desde el Puerto esperan que se recupere el sector español, porque eso redundará en su propio beneficio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos