El PSOE quiere cerrar la sociedad Casco Antiguo y MC, mantenerla

Isabel García y José López, en primer término, durante una reunión sobre Casco Antiguo. Detrás, concejales de PSOE y Podemos./P. S. / AGM
Isabel García y José López, en primer término, durante una reunión sobre Casco Antiguo. Detrás, concejales de PSOE y Podemos. / P. S. / AGM

La deuda 2,3 millones de euros de la promotora del barrio universitario con el municipio agrava la división del Gobierno local en la política urbanística

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

Las discrepancias entre los dos socios del Gobierno municipal, PSOE y Movimiento Ciudadano (MC), se han agravado otra vez en el ámbito de la gestión urbanística. Las dificultades económicas de la Sociedad Municipal Casco Antiguo, que ha evitado la disolución gracias a las transferencias desde el Ayuntamiento y que tiene casi imposible cobrar la deuda de 2,3 millones de euros de la promotora del barrio universitario, Residencial Puerta Nueva, han llevado a los socialistas a preparar una iniciativa en favor del cierre de la empresa pública.

El PSOE coincide con el grupo Cartagena Sí Se Puede (Podemos), que impulsó y preside además la comisión de investigación sobre la gestión de Casco Antiguo; mientras que el PP y Ciudadanos apoyan la continuidad de la sociedad, aunque con cambios.

«La Sociedad Casco Antiguo de Cartagena SA tuvo, en su día, una razón de ser. Pero la mala gestión en la época del PP la dejó al borde de la quiebra. Si hubiera defendido los intereses del Ayuntamiento, hoy dispondría de 2,3 millones y no estaría abocada a la más que probable disolución. El PSOE siempre ha apostado por disolver este organismo cuando estaba en la oposición, y solo la intervención del Ministerio de Hacienda al Ayuntamiento ha impedido, en estos dos años, que se llevara a cabo», argumentó ayer la portavoz del PSOE de Cartagena, Alejandra Gutiérrez.

Los socialistas piden que el Ayuntamiento asuma la deuda y los bienes de la empresa pública, «abocada a la probable disolución»

Y, en declaraciones a 'La Verdad', esta responsable de la Ejecutiva que lidera como secretaria general Ana Belén Castejón, también alcaldesa, anunció que como «la situación financiera del Ayuntamiento ha mejorado sustancialmente», su partido pedirá al Grupo Municipal Socialista «que impulse, para el ejercicio 2018, la disolución de Casco Antiguo, y que el Ayuntamiento asuma la deuda y los bienes de la sociedad».

Los socialistas, añadió Gutiérrez, apuestan por que sea el propio Ayuntamiento el que gestione la recuperación del casco histórico. De forma simultánea, el Partido Socialista estará «muy atento al procesoabierto» por el Juzgado de Lo Mercantil 1 de Madrid, en el concurso de acreedores de Puerta Nueva.

Este expediente, donde la promotora acumula una deuda de 22 millones de euros y donde hay acreedores con preferencia como la Sareb o 'banco malo' del Estado y la Agencia Tributaria, puede según el PSOE «desembocar en la derivación de responsabilidad patrimonial a los accionistas de las empresas urbanizadoras».

Una postura opuesta tiene MC, el partido de la concejal de Urbanismo, María José Soler, y del exalcalde y destituido edil de ese área, José López. «Casco Antiguo es rentable y seguiremos apostando por su viabilidad, mientas su labor lo sea para Cartagena y los ciudadanos, no para los 'púnicos' y los intereses partidistas, como sucedió durante años», manifestó la concejal delegada de Hacienda, Isabel García, de MC.

García aludió, así, al hecho de que Puerta Nueva y su exgerente, el también exalcalde socialista de Cartagena José Antonio Alonso, están siendo investigados por presuntos delitos de corrupción por la Audiencia Nacional, dentro del 'caso Púnica'.

García: «La sociedad es viable»

La concejal añadió que Casco Antiguo, cuyo gerente es Antonio García (también vinculado a Movimiento Ciudadano), redoblará su esfuerzo para intentar cobrar la deuda relativa a las plusvalías urbanísticas no reclamadas desde el año 2007 al 2010 por los gobiernos populares de Pilar Barreiro; y añadió que la sociedad ya «baraja propuestas y opciones para mantener la línea de trabajo de responsabilidad social y servicio público, como verdadera opción de viabilidad».

La edil sostuvo que Casco Antiguo es «una herramienta más que útil por las directrices políticas a las que responde, alejadas de los pelotazos y el amiguismo y cercanas al esfuerzo, el rigor y el respeto a las personas y al entorno».

Asimismo, como portavoz de MC, López anunció que su grupo instará acciones para tratar de recuperar el dinero, a través la causa penal abierta en un juzgado de Cartagena contra cuatro directivos de Puerta Nueva, por un presunto desfalco de 9,2 millones. MC «solicitará a la Asesoría jurídica municipal que pida la citación de Pilar Barreiro [quien está aforada ante el Tribunal puesto que es senadora] como investigada», por haber participado en el Consejo de Administración de la promotora. Movimiento Ciudadano también pedirá la «declaración de algunas personas cercanas a Alonso».

López destacó, en todo caso, que fue él quien desveló en la oposición que «el PP había dejado perder varios millones de euros durante años», y quien forzó a Casco Antiguo a presentar una demanda y a llevar el caso a la Fiscalía. Esta, a su vez, presentó una denuncia contra varios responsables de Puerta Nueva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos