Protestas por el cierre de un chiringuito que ocupaba el paseo marítimo en Isla Plana

Concentración por la retirada del chiringuito, en Isla Plana, el pasado sábado./LV
Concentración por la retirada del chiringuito, en Isla Plana, el pasado sábado. / LV

Medio centenar de personas se concentran contra el desmontaje de 'La guarida', que debe ser reubicado en la playa después de una década

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

En torno a una pancarta con el lema 'Queremos nuestro chiringuito', más de medio centenar de personas se concentraron el sábado en Isla Plana, para protestar por el desmontaje, el martes pasado, del chiringuito 'La guarida', por ocupar el paseo marítimo a la altura de la playa grande.

El Consistorio ordenó la retirada del chiringuito (instalado en la zona desde hace una década) tras verse respaldado por una resolución judicial. En concreto, la Junta de Gobierno Local examinó el martes un informe según el cual un juez ha desestimado un recurso contra la orden administrativa de retirar el módulo y trasladarlo a la playa.

El gerente de 'La guarida', Juan Salvador Martínez, dijo ayer a 'La Verdad' que, al conocer la orden de precinto y desmontaje por parte de la Policía Local, y pese a estar en desacuerdo con ella, pidió que los agentes no fueran y desinstaló el bar.

Martínez añadió que está a la espera de que el Ayuntamiento y la Demarcación de Costas del Estado en la Región le den indicaciones técnicas para la reubicación: «Solo me dicen que me sitúe a ocho metros del lavapiés, pero entre otras cosas no hay acceso para minusválidos». El empresario añadió que «siete personas han perdido su empleo y se ha perjudicado a los proveedores y a los usuarios de la playa».

Fotos

Vídeos