La prórroga de los presupuestos frena la revisión del Plan General

Obras de un edificio en construcción, frente al Palacio de los Deportes./Antonio Gil / AGM
Obras de un edificio en construcción, frente al Palacio de los Deportes. / Antonio Gil / AGM

El equipo de gobierno descarta habilitar una partida de 140.000 euros para un estudio técnico, lo que complica el plazo que la alcaldesa dio a COEC

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El equipo de gobierno local del PSOE corre el riesgo de incumplir los plazos que ha dado en los últimos meses, para tener vigente, primero, una norma urbanística transitoria que salve 16 proyectos inmobiliarios e industriales y 130 millones de euros en inversión, y para poner en funcionamiento, después, un Plan General definitivo que fije cuál será el desarrollo urbano del municipio en los próximos 25 años. En el primer caso, el Ayuntamiento depende de la Comunidad, que tiene por delante media docena de trabajosos trámites que pueden llevarle más de los dos meses que estima la alcaldesa, Ana Belén Castejón. En el segundo, la edil carece de presupuesto para impulsar el nuevo planeamiento y no tiene ninguna seguridad de disponer de liquidez próximamente. Además de los ediles socialistas (seis), solo la apoyan tres de Ciudadanos, en una Corporación que tiene 27.

Castejón dijo que haría todo lo posible para tener el plan aprobado en 2019. Lo hizo el de 22 de noviembre de 2017, en una comparecencia con el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC), Pedro Pablo Hernández. Fue tras una de las reuniones con las que la primera edil quiso demostrar su capacidad resolutiva, en áreas y materias en las que su antecesor, José López (MC), no había conseguido resultados concluyentes. Entabló una negociación con Lhicarsa y anunció un plan de choque que aún no ha comenzado. También con los administradores del Auditorio El Batel para incorporar novedades en la programación de espectáculos de las que no ha habido más noticia. Y con los responsables del autobús urbano (Alsa), para publicitar mejoras en el servicio que siguen sin aplicar.

Inversión
Para empezar, 140.000 euros para contratar a una empresa que inicie el proceso de participación social en el plan.
Plazos
La alcaldesa, Ana Belén Castejón, dijo en otoño que haríatodo lo posible para tener aprobado el Plan General en 2019.
Simultaneidad
El proceso, que aún no ha comenzado, se superpondrá a la entrada en vigor de las normas transitorias.

El Plan General tendrá que ordenar el desarrollo del municipio fuera del casco urbano consolidado y, en especial, en la ribera sur del Mar Menor, ya que son ámbitos en los que no entran las normas transitorias. Pero las dificultades presupuestarias impiden iniciar, ahora mismo, el proceso de participación ciudadana previo a la redacción de un borrador. Mañana, Castejón tendrá ocasión de explicárselo a Hernández, en una reunión en el Palacio Consistorial, a la que están invitados los principales promotores y constructores con intereses en el municipio.

Castejón, que prometió rapidez para tener la norma en junio de 2019, se reúne mañana con grandes promotores

Anuncia una reunión de la mesa de participación social creada el año pasado para elaborar el nuevo planeamiento

El Ayuntamiento aprobó, el año pasado, incluir una reserva de 140.000 euros en las inversiones de 2018, para contratar a una empresa que organice las consultas a todos los colectivos que puedan aportar algo al nuevo plan. La creación de una mesa de participación que los agrupa fue una iniciativa de Cartagena Sí Se Puede (Podemos). Sin embargo, el contrato no ha podido ser ni siquiera licitado, porque el Ayuntamiento funciona con los presupuestos de 2017, prorrogados este año, y no se plantea hacer ninguna modificación de los mismos con este fin, según confirmó una portavoz de alcaldía.

Si no media un acuerdo negociado, el PSOE de Castejón se arriesga a no poder disponer de ese dinero, porque no tiene apoyos suficientes en el Pleno. Con MC (cinco ediles) y Cartagena Sí Se Puede (tres) presumiblemente en contra, y con el único respaldo asegurado de Ciudadanos (tres representantes), el PSOE está a merced del PP, nada proclive a concederle favores con sus votos.

Fuentes municipales indicaron que Castejón se comprometió ayer a convocar, «en muy breve plazo», la mesa participativa para la elaboración del planeamiento, con presencia de entidades de representación vecinal, empresarial, social, ecologistas y otros colectivos interesados». Pero o la línea de acción prevista cambia, o esa reunión corre el riesgo de ser un mero encuentro de cortesía, ya que todo está a expensas de la contratación de la supervisión externa.

El Plan General aprobado en 2012 fue suspendido en 2016 por el Tribunal Superior de Justicia y anulado definitivamente, un año después, por el Tribunal Supremo. Su reactivación exprés fue igualmente vetada por el TSJ hace un año. Entonces el Ayuntamiento y la Comunidad acordaron crear una norma urbanística transitoria con una vigencia de un par de años y empezar el Plan General nuevo desde el principio. Todo fue durante el mandato como alcalde de José López (MC). Con el relevo en el puesto, Castejón se lanzó a dedir que quería tener el plan acabado en 2019, pero no tiene presupuesto para ello.

MC subrayó que Castejón no ha dado ni un solo paso adelante y solo tiene quince meses hábiles.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos