El presupuesto municipal llegará al Pleno el día 22 con 1,4 millones para juntas vecinales

La reforma de la Plaza de la Iglesia de La Puebla, pendiente del año pasado, es una de las inversiones previstas en 2018./J. M. Rodríguez / AGM
La reforma de la Plaza de la Iglesia de La Puebla, pendiente del año pasado, es una de las inversiones previstas en 2018. / J. M. Rodríguez / AGM

Castejón reta a la oposición a votar 'no' y asumir parte de la culpa de la parálisis en el gasto, por el retraso de las cuentas

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, tiene totalmente decidido presentar el borrador de Presupuestos Municipales de 2018 para su debate en el Pleno ordinario del día 22 de marzo, sin ninguna garantía de aprobarlo. Ni PP ni MC, que podrían articular una mayoría de bloqueo, le han dado su apoyo. Castejón ya tiene preparada una respuesta, si votan en contra. Trasladará a estos dos partidos la responsabilidad de la «parálisis» en las inversiones que le han achacado en los últimos meses. Y les culpará, por ejemplo, de dejar a las juntas vecinales sin los 1,4 millones de euros que ha previsto entregarles para que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos de los doce distritos que administran. Estos fondos suben en un 15% e incluyen más de 650.000 euros en inversiones.

Castejón debatió ayer con Ciudadanos y Cartagena Sí Se Puede (Podemos) el mismo borrador que entregó al PP y a MC el miércoles. El documento detalla el destino de los 193,6 millones de gasto previsto e incluye 3,4 millones para los presupuestos participativos acumulados de 2017 y 2018, que se suman a los 1,4 millones de las juntas para retomar las mejoras en los barrios y en las diputaciones.

Inversión

8
millones de euros es la inversión que figura en el borrador de presupuestos. En 2017 hubo 6.
3,4
millones aparecen consignados para llevar adelante los presupuestos participativos.

La reactivación de las inversiones que quedaron sin ejecutar el año pasado es cosa de unos días, según el concejal de Infraestructuras, Juan Pedro Torralba, que acelerará todo lo que pueda el inicio de las elegidas por los ciudadanos para este año. Pero lo que está sujeto a negociación en las próximas semanas es el reparto de fondos entre los distritos de Los Dolores, que es el que más recibe, con 185.000 euros, El Algar (148.000), La Aljorra (118.000), La Palma (115.000), Molinos Marfagones (110.000), El Albujón (110.000), Pozo Estrecho (110.000), Alumbres (110.000), Perín (107.000), El Llano (96.000), Isla Plana (90.000) y La Puebla (90.000).

Escepticismo en el PP

Con el borrador de presupuestos ya en su poder, el PP mostró el miércoles un gran escepticismo respecto a las asignaciones a las juntas vecinales y se basó para ello en la escasa ejecución del presupuesto del año pasado. Según sus cuentas, a 31 de diciembre había 586.000 euros por gastar. «No se pueden considerar ejecutadas esas obras, porque no se han pagado. El Ayuntamiento sigue teniendo ese dinero en su poder», explicó ayer el viceportavoz municipal y responsable de Descentralización en el PP, Diego Ortega. A su juicio, no es suficiente con contratar la obra. «Un proyecto puede dar muchas vueltas hasta que está acabado», añadió.

El gasto para los distritos crece un 15%, pero el PPcree que eso será inútil si la ejecución es tan baja como la de 2017

El equipo de gobierno subrayó que esos retrasos son achacables a la gestión de su exsocio de gobierno, MC, que no aceleró lo suficiente la redacción de los proyectos de obras, como la construcción del campo de fútbol de La Palma, con césped artificial, y la adecuación de la Plaza de la Iglesia de La Puebla, para replantar los parterres y dotarla de bancos nuevos.

El PSOE recuerda que en 2015 apenas había inversiones destinadas a barrios y diputaciones

«Si quieren que aceleremos esas infraestructuras, tienen que apoyar el presupuesto. Es la única manera de conseguirlo», advirtió Torralba, que aseguró que ya ha avisado a todos los presidentes de juntas vecinales (cinco del PP, cinco del PSOE, uno de MC y el otro, de Ciudadanos) de que deben entregarle sus primeras previsiones de gasto corriente. En los 1,4 millones de euros entra una abultada partida de inversiones que se acerca a los 700.000 euros, con la que se quiere recuperar el tiempo perdido. Los Dolores recibirá 100.000 euros para obras; El Albujón 72.000; El Algar, 70.000; La Palma, 65.000; El Llano, 57.000, igual que Pozo Estrecho; La Aljorra, 52.000, Alumbres, 49.000; Molinos Marfagones, 47.000, La Puebla, 44.000, Isla Plana, 40.000 y Perín, 20.000.

«Pese a los retrasos, de los que no somos los únicos responsables, o sin ellos, los ciudadanos deben valorar el aumento en inversiones para las juntas que ha habido en los últimos años. El PP las dejó a cero en 2012 y solo la subió a 12.000 euros para cada junta al final del pasado mandato. Nosotros hemos multiplicado esa cantidad», aseguró Torralba.

Los 3,4 millones de euros de los presupuestos participativos y los casi 700.000 euros para las juntas vecinales forman parte de los ocho millones en inversiones previstas en los presupuestos de 2018. Sin embargo, Castejón no podrá echar mano de ellos para hacer obras nuevas hasta que las cuentas estén aprobadas. Aunque resulte chocante, es el Gobierno central (del PP) quien puede ayudarla en ese trance.

Superávit para invertir

En 2017 se generaron 13 millones de euros de superávit, en parte por la baja ejecución. Cinco millones ya han sido reservados para pagar deudas con proveedores. Pero Ana Belén Castejón quiere utilizar al menos cuatro de los ocho restantes para realizar inversiones que no pueden esperar a la aprobación del presupuesto de 2018, si la falta de acuerdo lo retrasa 'sine die'. Aguardará, para ello, a la decisión que el Ministerio de Hacienda tomará respecto a los superávit en todos los ayuntamientos, a finales de este mes. Con ese millonario colchón disponible, el equipo de gobierno municipal, del PSOE, podría aguantar mejor la travesía del desierto sin un nuevo presupuesto.

Castejón también ha echado la 'caña' en Europa. Aspira a los fondos que la UE reparte, por tercer año consecutivo, para la regeneración urbana, la sostenibilidad ambiental y el cuidado del patrimonio. Tras fracasar en las dos anualidades anteriores, con José López (MC) como primer edil, ella confía en conseguir al menos una parte de los 15 millones a los que ha presentado propuestas. De la obtención de ese dinero dependen proyectos como la regeneración de Lo Campano, para construir allí viviendas sociales, la recuperación del entorno del Castillo de Los Moros (Los Mateos) y la creación de un mercado que atraiga turismo en Santa Lucía. También la transformación de la ladera del Monte Sacro en una zona de esparcimiento con espacio reservado para infraestructuras educativas. El presupuesto de 2018 reserva 350.000 euros para la reurbanización de las calles que surcan la zona (Villalba la Larga, San Cristóbal la Larga y aledañas). Cabe recordar que hay una plaza ajardinada con las obras paradas en la calle Sor Francisca Armendáriz, frente a La Milagrosa.

En las cuentas también hay 450.000 euros correspondientes al primer plazo del plan de barrios y diputaciones, que incluye 900.000 euros de la Comunidad Autónoma. Sin embargo, el Ayuntamiento no podrá gastarlos sin afrontar primero un proceso de participación ciudadana.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos