«El actual modelo de agricultura y el Mar Menor son incompatibles»

Las comparecientes Francisca Baraza, Francisca Giménez Casalduero y Rosa González en la Comisión del Mar Menor. / Pablo Sánchez / AGM

La profesora de Hidrología en la UMU Rosa Gómez advierte en la Asamblea de que si la producción intensiva persiste no se podrá recuperar la laguna

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

«Es necesario un cambio total del tipo de producción agrícola en el Mar Menor, porque el actual es incompatible con la laguna». Con esas palabras, la profesora titular de Hidrología y Ecología en la Universidad de Murcia Rosa Gómez Cerezo amplió ayer la lista de expertos que, ante la Comisión Especial del Mar Menor en la Asamblea Regional, han puesto el foco sobre los perjuicios que el actual modelo intensivo causa en el ecosistema de la laguna. Gómez Cerezo, que forma parte del comité científico que asesora a la Comunidad, también alertó de la pérdida de tiempo en la aplicación de medidas correctoras: «Vamos muy lentos. Llegamos tarde».

En su comparecencia, la profesora no dudó en señalar que el modelo agrícola predominante en la zona es uno de los factores más influyentes en el deterioro del mar, aunque no el único, y abogó por su cambio «total». En la necesidad de tomar decisiones a nivel de cuenca para frenar los vertidos coincidió con la profesora de Ciencias del Mar y Biología Aplicada en la Universidad de Alicante Francisca Giménez Casalduero, quien destacó que la «catastrófica» situación tiene solución a medio y largo plazo, siempre que se asuma el origen del problema -las aportaciones de nitratos, principalmente- y se actúe contra él.

Además, la técnico de la Consejería de Agricultura Francisca Baraza, tercera compareciente en la Comisión, lamentó los treinta años perdidos desde la aprobación de la primera ley de protección del Mar Menor, en 1987.

La reanudación de los trabajos de la Comisión en la Asamblea Regional dejó patente la división entre el PP y los tres grupos parlamentarios de la oposición -PSOE, Podemos y Ciudadanos- en cuanto a la estrategia del Gobierno regional para poner soluciones al deterioro medioambiental de la laguna. El presidente de dicho grupo, el socialista Antonio Guillamón, acusó al Ejecutivo de tener «poco interés» en arreglar el problema y se planteó cambiar la dinámica de trabajo interno tras admitir que los avances son escasos.

Guillamón tiene claro qué ocurre: «El PP quiere dar la sensación de que se preocupa por este problema, pero no es así. Y lo mejor que puede hacer, si no quiere hacer nada, es decirlo», subrayó al término de las comparecencias de Baraza, Gómez Cerezo y Giménez Casalduero.

El presidente de la comisión acusa al PP deno querer resolver el problema medioambiental

El presidente denunció que las primeras actuaciones recomendadas en febrero pasado por el comité científico que asesora a la Comunidad siguen pendientes de ejecución. Puso como ejemplo el filtro verde proyectado en la rambla del Albujón, cuya puesta en marcha fue anunciada para finales de año pero sus obras aún no han sido licitadas.

Problemas «burocráticos»

El diputado del PP Jesús Cano achacó la demora a «problemas burocráticos» que se resolverán «en breve» con la presentación del proyecto al comité científico y su posterior licitación. También corrigió a Guillamón, «porque las 21 medidas del comité científico sí están llegando y hay inversiones por 40 millones de euros. Sus resultados se verán a largo plazo», añadió.

Pese a las explicaciones de Cano, Luis Fernández, de Cs, también expresó dudas y decepción: «Vemos bastante improvisación y falta de planificación a medio y largo plazo». El comité científico «es una excusa de cara a la sociedad y no se le tiene en cuenta», añadió. También Andrés Pedreño, de Podemos, ve escasa diligencia en la Comunidad. «El ciclo de iniciativas inconclusas dura ya 25 años y el Mar Menor ya no aguanta. Es necesaria una fuerte voluntad política para aplicar las iniciativas del mundo científico y técnico al que tantos años lleva sin hacer caso el PP».

Las propuestas de tres expertas

Francisca Baraza. Técnico de la Comunidad
«Lo más urgente es planificar bien». «Lo más urgente es que haya una buena planificación conjunta y coordinada de las tres administraciones», dijo Baraza, quien repasó en la comisión la normativa autonómica y nacional que desde 1987 ha tenido la Comunidad para afrontar los problemas ambientales en el Mar Menor. En su opinión, su mejoría solo será detectada con el paso del tiempo, porque «los procesos naturales requieren paciencia, largo plazo, y eso a veces choca con las necesidades de los políticos de dar respuestas inmediatas», dijo la exjefa de Costas en Murcia.
Francisca Giménez Casalduero. Profesora Universidad Alicante
«Hay más metales de lo admisible». El Mar Menor tiene valores «muy por encima de los admisibles» de metales pesados provenientes de la Sierra Minera, y que son similares a la contaminación generada por la rotura de una balsa minera en Aznalcóllar (Sevilla). Parte del estudio científico en el que ha participado, dentro de la comisión asesora de la Comunidad, indica que la rambla del Beal es la principal entrada de metales pesados en la laguna, con niveles «muy por encima» de los admisibles, como los de zinc y arsénico, que se multiplican por dos y ocho.
Rosa Gómez Cerezo. Profesora de la UMU
«Hacen falta más humedales». «La agricultura, tal y como se está desarrollando ahora, es incompatible con el Mar Menor», dijo en la Asamblea la profesora de Hidrología y Ecología. En el cambio de modelo que propone, incluye una reducción de la superficie cultivada y de las desalobradoras, así como un estudio de usos en la cuenca del Mar Menor. Gómez Cerezo también apuesta por reducir las escorrentías con la proliferación en la zona ribereña de humedales, pues son la mejor manera para «desnitrificar» los caudales que llegan a la laguna.

Fotos

Vídeos