Preocupación en los colegios por la falta de 40 maestros de apoyo para niños con autismo y sordera

Padres y alumnos, entrando a clase en el Colegio Virgen del Carmen, ubicado en el Paseo de Alfonso XIII, en uno de los últimos días lectivos de este curso./Antonio Gil / AGM
Padres y alumnos, entrando a clase en el Colegio Virgen del Carmen, ubicado en el Paseo de Alfonso XIII, en uno de los últimos días lectivos de este curso. / Antonio Gil / AGM

Padres y sindicatos denuncian que la Comunidad mantiene los recortes en los centros públicos y concertados, y exigen una educación especial

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

La Declaración Universal de los Derechos Humanos lo deja bien claro. Todos los niños tienen derecho a recibir una educación de calidad de acuerdo a sus necesidades, que garantice la no discriminación. Eso es, precisamente, lo que piden asociaciones de padres del municipios y sindicatos, que denuncian que los recortes en los profesores de Audición y Lenguaje y de Pedagogía Terapéutica de hace dos años, continúan en la mayoría de los colegios públicos y concertados. No quieren que sus hijos, que precisan apoyo en clase al padecer algún tipo de discapacidad, vuelvan a las aulas el año que viene y no reciban una educación como el resto de sus compañeros. De ahí que exijan a la Consejería de Educación contratar a más maestros de educación especial, para que reciban una mayor atención por parte de los docentes.

La situación es aún más alarmante cuando se trata de niños de poca edad en la que lo primordial para su desarrollo es un servicio de atención temprana, ya que es en este periodo cuando necesitan más apoyo.

Alumnos con necesidades especiales
En Cartagena hay unos 1.000, según la Consejería de Educación. Son atendidos por 164 profesionales.
Cuántos maestros se necesitan
Unos 40, según el sindicato Comisiones Obreras (CC OO).

En Cartagena, el pasado curso, había unos 1.000 alumnos escolarizados con necesidades educativas especiales en centros de Infantil y de Primaria, donde recibieron apoyo y atención especializada por parte de 167 maestros de pedagogía terapéutica y de audición y lenguaje, según los datos aportados ayer por un portavoz de la Consejería de Educación.

Cada profesor atiende a 18 alumnos, «un número superior a lo recomendable»

El Pleno municipal exigió ampliar la plantilla «en todos los centros educativos»

Las ratios establecen que debe haber un profesional por cada 18 niños, un número del todo «superior a lo recomendable, que se aplica desde los recortes realizados por la Comunidad Autónoma hace dos cursos», explicó el secretario general de la Federación de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras (CC OO), Diego Fernández.

Según sus cálculos, para «llegar a estar, al menos, como estábamos antes de los recortes, en Cartagena harían falta entre 25 y 40 nuevos profesionales. Antes estaba establecido que por cada maestro tendrían que haber 14 alumnos. Lo que hicieron entonces fue reducir las horas de atención a los niños de ciertas discapacidades. Eso provocó dejar de contratar a profesores y que los niños acumularan retrasos con respecto a sus compañeros de aula», añadió Fernández.

Estos profesionales, normalmente ayudan en clase al profesor tutor. Dan apoyo en ciertas asignaturas a niños con discapacidades como sordera, trastorno del espectro autista, ceguera e hiperactividad, entre otras. Realizan un refuerzo educativo en las asignaturas de Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas. También prestan apoyo para que los niños desarrollen habilidades específicas de comunicación, interactúen con el resto de compañeros y se autorregulen emocionalmente.

Los apoyos, que contribuyen a la plena inclusión de este alumnado, según indicaron fuentes de la Consejería de Educación, se realizan preferentemente dentro del aula y se organizan en función de las necesidades de los menores, de acuerdo con su evaluación psicopedagógica.

A pesar de las quejas de los padres, ese departamento regional, tan solo tiene previsto poner en marcha el año que viene un aula abierta, donde solo se atiende a niños con alguna discapacidad. Esta se sumará a las ocho que ya hay en centros educativos del municipio. Estará en el Colegio Concepción Arenal, ubicado en la calle Ángel Bruna, y el único profesor que se asignará tendrá que impartir clase para 18 niños.

En esta situación están alumnos de la mayoría de colegios, entre ellos en Maristas y Virgen del Carmen. A este último acuden estudiantes que por falta de maestros de educación especial este año han tenido que compatibilizar sus clases en la escuela con horas de refuerzo en asociaciones como la de Padres de Niños con Discapacidad Auditiva (Apanda).

«Algunos días a la semana, voy a recoger a mi hijo a media mañana para llevarlo a Apanda, donde le dan clases de refuerzo. Así evito, al igual que otras madres, que vaya retrasado», explicó a este diario la madre de un niño con problemas de audición del Virgen del Carmen, que prefirió mantenerse en anonimato. Y añadió: «En un aula ordinaria junto con diecisiete alumnos más y una profesora es imposible que mi hijo pueda evolucionar y desarrollarse correctamente. Y estos primeros años son cruciales para su futuro».

Precisamente, el Pleno del Ayuntamiento aprobó el 24 de octubre, una moción presentada por el Grupo municipal socialista, concretamente por el concejal David Martínez, en la que se instó a la Consejería de Educación a «dotar a los colegios públicos con necesidades especiales con los recursos humanos y medios adecuados para el ejercicio efectivo de sus derechos reconocidos por la Constitución». Además, se pedía al mismo departamento regional que se asignara el presupuesto necesarios para ello.

Más de ocho meses después de la aprobación de la moción, la Consejería de Educación tan solo ha aprobado la contratación de un profesional para el año que viene.

También se trata de una reivindicación que realizó a 'La Verdad' el concejal de la formación Cartagena Sí Se Puede (Podemos), Francisco Martínez. En su opinión, la administración debe realizar una asignación correcta de los recursos materiales y humanos, «con el fin de que los niños con alguna discapacidad puedan avanzar en su desarrollo, y que por tanto, no se les excluya ni se les prive del derecho a una correcta enseñanza acorde a sus necesidades».

Precisamente, esta formación presenta hoy una moción al Pleno del Ayuntamiento en el que critica el borrador del Decreto de Atención Temprana que prepara el PP. Este «facultará a los técnicos de educación, con una formación exprés de dos semanas en Atención Temprana, para que realicen a partir de ahora la valoración de los niños en base a criterios únicamente educativos». A su juicio, eso provocará la reducción del número de niños que necesitan atención.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos