«Prefiero la cola antes que esperar tanto»

Un trabajador de la ITV de Cartagena inspecciona una furgoneta, ayer, en las instalaciones de La Asomada. /Antonio Gil / AGM
Un trabajador de la ITV de Cartagena inspecciona una furgoneta, ayer, en las instalaciones de La Asomada. / Antonio Gil / AGM

Las citas previas para pasar la ITV en La Asomada se alargan a un mes y medio por la reciente huelga. La mayoría de los usuarios acuden a la estación por su cuenta, para no arriesgarse a que les multen, y tardan una hora en pasar la revisión

RUBÉN SERRANOCartagena

Hay que llevar encima la ficha técnica, el permiso de conducir, el documento nacional de identidad (DNI) y el recibo del seguro. Y, en Cartagena, quienes acuden sin cita previa a pasar la Inspección Técnica de Vehículos, algunos usuarios se llevan también la máxima dosis de paciencia: subir las ventanillas, encender la calefacción, poner la radio, mirar el teléfono móvil... Así lo hacían ayer muchos de los conductores que hacían cola para acceder a estación de la ITV en la carretera de La Asomada. Como las citas previas se alargan ya a un mes y medio, debido a la reciente huelga de trabajadores, cada vez más personas optan por ir cualquier mañana y esperar su turno frente al taller. No quieren enfrentarse a una posible multa en un control de tráfico.

Aunque los empleados han aplazado los paros, convocados por los sindicatos por la pretensión del Gobierno regional de cambiar el modelo de concesión administrativa por el de autorización administrativa, es decir por la privatización del servicio, los efectos de la huelga se hacen evidentes. Basilia García es una de las afectadas por las demoras. Ayer optó por plantarse en la ITV a las nueve de la mañana, para pasar el examen técnico «pronto» y no llegar tarde al trabajo: el 'sello' le caduca el jueves y no se podía «arriesgar».

Los sindicatos suspenden la huelga en las ITV, mientras negocian PP y PSOE REGIÓN P16
Mes y medio
Es la demora en las citas previas, provocada por las diez días de huelga que hizo la plantilla en octubre.
Neumáticos y frenos
El 19% de los casos desfavorables se dan por el mal estado de los frenos, los neumáticos y las luces.
Precios
Los vehículos ligeros diésel pagan 53,69 euros; los de gasolina 39,85 y los ciclomoterores, 17,45.

«Pedí cita hace unos días y no me daban hasta enero. No he tenido más remedio que venir hoy [ayer para el lector] e intentar salir pronto de aquí», contó a 'La Verdad' esta empleada bancaria. José García hizo la espera con las gafas de sol y la gorra puestas, para protegerse de los primeros rayos de sol, y opinó que «las inspecciones deberían ser más ágiles, y no estar de plantón tanto tiempo». «Habrá quien no pueda venir por motivos laborales, y si encima hay demoras con las citas previas...», reflexionó. Y lo dejó claro: «Venir con cita previa ayudaría, sin duda, a aligerar los tiempos de espera, pero es todo un descontrol a raíz de la huelga y la mejor opción es hacer cola. Yo prefiero la cola antes que esperar tanto, añadió otro cliente.

José García. Jubilado: «Seguro que me toca esperar dos horas. Este servicio, además de caro, es poco ágil»

Basilia García. Empleada de banca: «Si pides cita, no te dan hasta enero. No hay huelga, así que espero salir pronto»

Eduardo Húngaro. Mecánico: «Nunca saco cita previa y, aunque tengo que esperar, prefiero venir por mi cuenta»

Julio Rivero. Médico: «Sigue funcionando igual de mal que siempre. Las citas se van ya a dos meses»

«Lo habitual son dos semanas»

«Hay gente que necesita venir con cita, por el trabajo. Las demoras aquí son siempre continuas y pierdes la mañana o la tarde», señaló a su vez el médico Julio Rivero. Fuentes de la empresa confirmaron que las citas se han retrasado ya «a casi el mes y medio, cuando lo habitual son dos semanas, como mucho». No dieron cifras del número de conductores que están en lista de espera, pero sí que aseguraron que recomiendan a los clientes «que vengan» sin esperar cita.

La lentitud «posiblemente se pueda deber» a la negociación del nuevo modelo de ITV en la Región, añadieron en La Asomada. Se refieron a la protesta que mantiene, con paros parciales, las estaciones desde el verano, y que es indefinida desde la semana pasada. En Cartagena, la huelga fue secundada por «prácticamente el 100% de la plantilla [de 36 trabajadores] durante diez días, en octubre, y de ahí que las citas previas se hayan demorado. A estos usuarios se les atiende durante seis horas, en horario de mañana y tarde, y creemos que esto seguirá así al menos hasta Navidad, cuando la idea será ampliar el horario de citas», aseguró el delegado de Comisiones Obreras, Samuel de Haro.

«Tensión interna»

La plantilla no siguió la huelga «por falta de acuerdo entre los trabajadores y por la tensión interna», según fuentes de la empresa. Los sindicatos acordaron ayer frenar la movilización a nivel regional, ya que el PSOE está negociando con el PP su apoyo a una ley que establezca un sistema de licencia condicionada.

«Al principio era un caos, y recuerdo que hubo días con camiones en medio de la carretera. Dificultaban el tráfico y al final se tuvieron que marchar. Eso, desde luego, ya ha cambiado y estamos teniendo tiempos de espera de una hora o 45 minutos», afirmó uno de los mecánicos, Jesús Latorre. Y en la compañía aseguraron que, «en todo momento, hubo un servicio mínimo para atender los casos más urgentes», y que actualmente están en funcionamiento las cuatro líneas de inspección: dos para los vehículos ligeros y dos para los pesados.

Las mecánicos e ingenieros que se encargan de comprobar el estado a los vehículos han detectado «un 19% de casos desfavorables», de entre los cerca de 100.000 supervisados a lo largo de este año. En las inspecciones, indicaron en la estación, ponen especial atención a la potencia y a la altura de las luces, así como al desgaste de los neumáticos y frenos. Estos «representan la mayoría de los casos desfavorables, porque su estado no es el adecuado para circular», según la normativa.

En menor medida, también se está rechazando a los vehículos con piezas rotas y emisiones de gases contaminantes por encima de lo establecido, aunque estas deficiencias son más inusuales.

Fallos en luces y frenos

En cuanto a las tarifas, este año los usuarios pagan por los vehículos ligeros diésel 53,69 euros (33,21 si la matriculación es anterior al año 1980), y por los pesados, 72,62 o 43,32. En los turismos ligeros de gasolina, la ITV cuesta 39,85 y 33,21, sin catalizador. En los ciclomotores, el precio es de 17,45 y de 37,94, solo en aquellos que son diésel y posteriores al año 1980.

Temas

Itv

Fotos

Vídeos