La Policía Local arresta en Pozo Estrecho al acusado por una menor de violarla

El detenido, de 18 años y estudiante en el instituto de La Palma, llevaba en paradero desconocido desde que el lunes por la noche fue denunciado

JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ y GREGORIO MÁRMOLCartagena

Agentes de la Policía Local de Cartagena pusieron fin ayer a mediodía a la fuga del joven de 18 años que estaba siendo buscado desde el lunes por la noche, como presunto autor de la violación de una menor de edad en una casa abandonada de Pozo Estrecho.

El muchacho fue localizado hacia las dos y media de la tarde, deambulando por la calle Cavernera, por una patrulla de la sección de Distritos adscrita al cuartelillo de esa diputación. Sabían que M. R., que el próximo mes de febrero cumplirá 19 años, era buscado desde que el lunes por la noche una chica del pueblo lo señaló como presunto autor de una agresión sexual.

La joven denunció en el cuartel de la Policía Local que hacia las 20.45 horas de ese día y cuando volvía a su casa tras haber estado con unas amigas, intercambió un saludo con «un conocido», al que conocía porque fue compañero de instituto. A continuación, según el relato que la menor prestó posteriormente ante la Benemérita, el muchacho la siguió por la zona de la calle lnglés Guerrero, en el casco urbano, y le obligó a entrar en la citada vivienda. Allí, abusó de ella tras taparle la boca con la mano, para que no gritara, según consta en la denuncia.

La chica, de 16 años, fue sometida a una exploración médica por parte de especialistas del Instituto de Medicina Legal de Cartagena. Esta evaluación forense se realiza para acreditar la agresión sexual con penetración denunciada, según informaron las mismas fuentes.

De manera simultánea, los cuerpos de seguridad iniciaron la búsqueda del presunto violador, que no fue localizado el martes ni en su domicilio familiar de Pozo Estrecho ni en el instituto de La Palma, donde estudia enseñanza secundaria. Finalmente, fue arrestado ayer por una patrulla de la Policía Local en un lugar próximo a su domicilio familiar, donde también hay un bar y varios comercios de alimentación frecuentados por inmigrantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos