Podemos critica la norma transitoria y Ciudadanos le acusa de ir «contra el interés general»

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La reunión para informar a los grupos municipales sobre la tramitación de la norma urbanística transitoria acabó ayer con acusaciones cruzadas entre Podemos, que considera que el Ayuntamiento «ha hecho el ridículo», y Ciudadanos (Cs) que acusa a la formación morada de «ir contra el interés general» y poner en peligro, con sus críticas y su oposición, proyectos e inversiones que son buenos para el progreso de la ciudad.

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, estuvo acompañada por el concejal de Desarrollo Sostenible, Francisco Aznar, en el encuentro con los portavoces municipales del PP, Francisco Espejo; Ciudadanos, Manuel Padín; y Cartagena Sí Se Puede (Podemos), Pilar Marcos. Isabel García, portavoz adjunta de MC, acudió en representación de la formación cartagenerista. Durante la reunión quedó claro que la Comunidad ha introducido cambios sustanciales en el borrador remitido en noviembre por el Ayuntamiento, para adaptarlo a la Ley Regional del Suelo y a las exigencias de la legislación ambiental de ámbito autonómico. Podemos subrayó que eso ha sido posible gracias a sus alegaciones y censuró que no fueron atendidas por el Ejecutivo.

Esos cambios, comunicados al equipo de g obierno local la semana pasada, son solo el principio de un proceso de aprobación que puede prolongarse más que los dos meses que dijo Castejón. «Hemos pedido celeridad al Gobierno regional porque es un documento fundamental para que proyectos que actualmente están paralizados puedan reactivarse, con el consiguiente beneficio que esto supone para el municipio», recordó ayer, de nuevo, Ana Belén Castejón.

Mucho trámite, poco tiempo

El texto original ya ha sido ajustado por los técnicos de la Consejería de Fomento. Será publicado en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), para iniciar el periodo de exposición pública de un mes que resulta preceptivo. En ese plazo se dará también trámite de audiencia al Ayuntamiento, para que se pronuncie en Pleno. Se llegará entonces a un texto definitivo, que será sometido al Consejo de Gobierno.

«La Comunidad rechazó el documento municipal y ha elaborado uno propio que reduce a la mitad el borrador original y pone de manifiesto «la chapucería orquestada pro el Gobierno local», indicó la portavoz de Podemos, Pilar Marcos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos