Las playas lucen mejoras antes de la gran invasión

Un hombre se quita la arena de los pies en una de las fuentes de la playa de Levante de Cabo de Palos.
Un hombre se quita la arena de los pies en una de las fuentes de la playa de Levante de Cabo de Palos. / J. M. Rodríguez / AGM

La incorporación de personal temporal a las brigadas permite instalar en la última semana el equipamiento que faltaba, limpiar mejor y darle un impulso a los accesos. Treinta operarios refuerzan la limpieza de la arena, terminan de colocar 115 lavapiés así como un kilómetro y medio de pasarelas

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Setenta días repletos de críticas al Ayuntamiento han tenido que pasar -desde el inicio de la Semana Santa- para que las veinte playas del litoral cartagenero recuperen terreno y se acerquen a la calidad de la arena y de las instalaciones que las colocaron entre las mejores de España en banderas azules y Qs de calidad, hace tres años. Los bañistas ya encontraron ayer casi ocho kilómetros de litoral balizados, con sesenta socorristas alerta, 115 lavapiés y un kilómetro y medio de pasaderas que mejoran los accesos. Las quejas ciudadanas de las últimas semanas sobre la suciedad y la falta de equipamiento quedarán atrás si la limpieza de la arena y de la orilla acompañan, si el mantenimiento de los paseos marítimos es bueno y si el saneamiento de los 39 aseos químicos y de los 16 módulos cambiadores adaptados que han sido instalados es el correcto. De la turbidez del Mar Menor, el Ayuntamiento advierte que no puede responder.

El Instituto Municipal de Servicios del Litoral (Imsel), que se ocupaba de organizar el mantenimiento de las playas y de las localidades costeras, fue disuelto el 31 de diciembre de 2016. Durante el primer cuatrimestre del año se llevó a cabo la recogida de decenas de toneladas de cañizo que llegaron al litoral a través de ramblas y cauces no deslindados que surcan la pendiente desde la Sierra Minera y también desde la autovía de La Manga.

Sin embargo, una suma de factores llevó a que las 27 personas de las brigadas de calle que trabajaban en el Imsel fueran insuficientes, por falta de efectivos o de la adecuada coordinación para abarcar todas las tareas pendientes de cara a la Semana Santa. Además, al hacer el inventario se vio que parte de la maquinaria estaba averiada. A ello se unió la obligación que la Comunidad impuso de hacer la limpieza por medios manuales en determinadas playas del Mar Menor.

Para hacer frente a la nueva situación, este mismo mes ha llegado el refuerzo de 30 personas contratadas para la limpieza y el mantenimiento en temporada alta. Ese servicio es especialmente necesario en los lugares que la Comunidad Autónoma ha obligado a realizar todas la tareas de mantenimiento y aireado de la arena de forma manual, como Los Nietos, Los Urrutias, Punta Brava y Estrella de Mar. La limpieza de las acumulaciones de algas de la orilla correrá a cargo de doce operarios de la Administración regional.

Un contrato que todavía está pendiente permitirá a lo largo del verano completar la eficacia de la limpieza. La instalación de diecisiete contenedores, con una capacidad para cien metros cúbicos de residuos, garantizará que las playas estén siempre limpias. La empresa que será elegida a finales de junio, para que empiece a trabajar en julio, se embolsará unos 60.000 euros por colocar los depósitos, que las máquinas de limpieza del Ayuntamiento llenarán de arena sucia. Después de llevarla a un gestor autorizado y cribarla, la firma contratada la trasladará a la zona del litoral que los técnicos consideren que es más necesaria, para tenerla en constante renovación en todas las playas. Especial atención recibirán Los Urrutias, con tres contenedores con capacidad para 25 metros cúbicos. Cabo de Palos, con otros tres (15 metros cúbicos) y Mar de Cristal, con dos (10 metros cúbicos). En La Manga habrá dos en la vertiente mediterránea (Zeus y Plaza Torre Navarra) en la del Mar Menor (La Gola-Playa Chica). Si el contrato es efectivo, se reeditará el año próximo.

El personal dedicado a adecentar el litoral se completa con 21 trabajadores de Lhicarsa que se ocupan de la limpieza en parques y jardines y en plazas y otros lugares de esparcimiento, sobre todo en La Manga.

A principios de junio y, en especial, en el largo fin de semana por el día de la Región se notó mucho y fue muy criticada la ausencia de lavapiés y pasarelas de acceso a la zona de baño. El litoral mediterráneo de La Manga cuenta ya con dos docenas de ellas que suman medio kilómetro. En la costa del Mar Menor hay más de 650 metros, el 60% de los cuales también corresponde a La Manga. En La Azohía se han colocado 140 metros. Casi mil metros del total tienen una anchura de 1,5 metros y los 650 restantes, alcanzan los dos metros. La mayor parte de las pasarelas más anchas están en playas de la ribera sur del Mar Menor, según informaron a 'La Verdad' desde el Ayuntamiento.

Aseos cerrados en San Ginés

Por lo que respecta a los dispositivos lavapiés hay 115 instalados, de los cuales 60 están en La Manga, Cabo de Palos, Cala Reona y Calblanque, 39 han sido colocados entre Mar de Cristal y Los Urrutias y el resto están en Cala Cortina y en el litoral oeste: El Portús, La Azohía, San Ginés de La Azohía e Isla Plana.

A la instalación de los aseos químicos y de los módulos cambiadores con y sin vestuarios para discapacitados, se suma la apertura de los aseos fijos, como el de Cala del Pino, exigido por vecinos y visitantes, el de Mar de Cristal y el de Isla Plana. Sin embargo, el pasado fin de semana siguieron cerrados los aseos fijos y los cambiadores de San Ginés, en La Azohía, donde hubo quejas de bañistas ayer.

Tanto en el caso de los aseos como en el de las pasaderas la situación ha tenido un efecto mayor debido al retraso en la instalación de los chiringuitos de playa, que en su mayoría ya tienen el permiso para abrir. En años anteriores, estos establecimientos permitían a los bañistas el uso de los váteres químicos que suelen montar para su clientela. Otros muchos tienen, además, pasarelas propias que los comunicaban con los accesos a la playa y con una zona avanzada de la misma. Este año aún hay chiringuitos sin abrir -ayer seguían montando en distintas zonas del litoral- y hay menos servicios.

Mejoras en el litoral y su entorno

Fotos

Vídeos