La pista será levantada otra vez para poner el parqué

F. J. M. CARTAGENA

La zona más conflictiva del Palacio es la A, la que incluye la pista principal. Los técnicos, en el documento que ya maneja la alcaldesa Castejón, concluyen que la base está inclinada, abarquillada y mal finalizada. No sirve. Por tanto, hay que picarla entera. Hay que nivelar el suelo y levantar una nueva superficie, que estará entre 10 y 15 centímetros por encima de la actual. Una vez construida esa nueva base, habrá que colocar sobre ella un nuevo parqué que todavía no se ha comprado. El que se puso en un primer momento tampoco vale.

Allí ya se han jugado tres partidos de Primera División de fútbol sala y el próximo 3 de marzo se disputará otro, el que enfrentará al Plásticos Romero y al Barça. Esto es posible gracias a que los partidos son televisados y la pista azul que se coloca, propiedad de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), es desmontable y se quita y se pone sobre una superficie propia.

El Palacio de Deportes ha costado 21,5 millones de euros, con un sobrecoste del 63%, y las obras comenzaron hace más de once años. El pasado mes de octubre se hizo una inauguración parcial de la pista principal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos