El PP pide fusionar Casco Antiguo y la Agencia de Empleo

Francisco Espejo, de pie, en una reunión de Casco Antiguo, entre Alfredo Nieto (Ciudadanos) y Francisco Martínez (Podemos)./P. Sánchez / AGM
Francisco Espejo, de pie, en una reunión de Casco Antiguo, entre Alfredo Nieto (Ciudadanos) y Francisco Martínez (Podemos). / P. Sánchez / AGM

Los populares rechazan la idea del PSOE de disolver la sociedad urbanística, y reclama a socialistas y MC cambios, como facilitar la financiación privada

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

La oposición política en el Ayuntamiento de Cartagena ha vuelto a lamentar la división del Gobierno local, compuesto por PSOE y Movimiento Ciudadano (MC), ahora en materia urbanística y acerca de la Sociedad Municipal Casco Antiguo. Eso sí, las recetas de PP, Podemos y Ciudadanos son también distintas entre sí, frente a dificultades económicas como la casi imposibilidad de cobrar la deuda de 2,3 millones de euros de la promotora del barrio universitario, Residencial Puerta Nueva. Esta se halla en concurso de acreedores y acumula un 'agujero' de 22 millones.

Los populares reclaman la continuidad de la empresa pública, cuyo capítal es íntegramente municipal y que fue creada bajo su mandato, pero exige un cambio de rumbo en la planificación y en la gestión. Ciudadanos, que evitó hace unos días la supresión de la empresa al aprobar las cuentas, pese a que inicialmente se opuso por las objeciones recogidas en dos informes técnicos, confía en los planes del gerente de la sociedad, Antonio García (vinculado a MC), para garantizar la viabilidad económica.

En cuanto a Podemos, critica que los socialistas hayan evitado durante los dos primeros años de esta legislatura plantear el cierre de la sociedad, y se atribuye el mérito de haber tenido éxito con su presión.

El concejal portavoz del PP, Francisco Espejo, anunció a 'La Verdad' que llevará al próximo Consejo de Administración de Casco Antiguo «iniciativas encaminadas a poner en valor la sociedad, adaptarla a la realidad del municipio» y superar las «dudas contables existentes y las salvedades expuestas por la Auditoría y por la Intervención».

Para que «las cuentas sean un reflejo fiel de su situación económica», y para que la empresa cumpla su función de impulso urbanístico, el PP planteará en concreto la elaboración de un plan de viabilidad empresarial, que incluya la entrada de capital privado, y la fusión con la Agencia de Desarrollo Local y Empleo (ADLE).

Espejo defiende tomar «un nuevo rumbo», basado en «adaptarse a las nuevas tecnologías y buscar nuevos nichos de mercado y donde se integren todas las fuentes de financiación pública y privada». Y precisó que la idea de «unificar» Casco con la ADLE tiene como horizonte retomar «el proyecto ambicioso que tenía el PP: el Barrio de Emprendedores o CTracción, que tenía como doble objetivo la Ciudad Inteligente, basada en la aplicación de las nuevas tecnologías para hacer la vida más fácil a las personas, y la Ciudad Sostenible, es decir una ciudad con más parques, jardines y zonas de esparcimiento, así como más eficiente en el uso de la energía».

Para hacer converger las actividades de Casco Antiguo y de la Agencia de Empleo, el PP plantea impulsar «la captación de fondos europeos, fomentar la creación de empresas, apostar por el emprendimiento y la innovación e implicar a todos los agentes económicos y sociales». Dos herramientas serían una «oficina de captación de fondos europeos y un centro de innovación urbana».

El PP considera que la propuesta del PSOE de que el Ayuntamiento asuma la deuda y los bienes de Casco Antiguo, con el argumento de que el Consistorio ya tendrá en 2018 tantas limitaciones en el plan de ajuste a diez años impuesto por el Ministerio de Hacienda en 2012, «es una vía de escape para no afrontar la situación actual». Espejo pidió, además, a Castejón que sea «responsable y estudie las posibles vías para el buen funcionamiento», pues cerró el año pasado el Instituto Municipal de Servicios del Litoral (Imsel), «sin planificar el trabajo que supondría para el Ayuntamiento», y ha habido un «desastre». Se refirió así a la gestión de las playas y de los chiringuitos.

Cs ve una situación «positiva»

En Ciudadanos, su portavoz, Manuel Padín, indicó sobre Puerta Nueva que «la contabilidad actual de Casco Antiguo ha sido consecuente y ha contado con la pérdida de la deuda». «Si se hubiera contado con ese dinero en previsión de fondos, la situación económica de la sociedad sería boyante, mucho más positiva, pero no ha sido así. Por tanto, en las cuentas de 2016 se han calculado unas ganancias solo de 212.000 euros», dijo Padín.

Este defendió, asimismo, la continuidad del ente público, ya que «con caspa o sin caspa, con todo lo bueno y todo lo malo, es de todos los cartageneros, y es ahora cuando su horizonte económico empieza a despejarse y su capacidad de ofrecer un buen servicio a los intereses de Cartagena es más que probable».

Podemos exige echar el cierre ya, tras el «fiasco» de Puerta Nueva

La portavoz de Cartagena Sí Se Puede (Podemos), Pilar Marcos, vuelve a exigir el echar la persiana de Casco Antiguo. «La deuda de 22 millones de euros que tiene Puerta Nueva es una prueba más del fiasco del pelotazo urbanístico de dicha empresa, a la que incomprensiblemente el Consejo de Administración de Casco Antiguo asignó el contrato del barrio universitario, en contra de los informes técnicos, que otorgaron mayor puntuación a Ferrovial», dijo Marcos.

Para su grupo, la dejadez de los gobiernos del PP, al no exigir desde 2007 a 2010 las liquidaciones del contrato, generaron «un agujero de 2 millones de euros que Casco Antiguo no cobrará jamás». A ello «se une a una deuda anual de más de 3 millones y a una contabilidad que no ofrece fielmente la situación de la empresa», dijo la portavoz de Podemos, quien lleva los asuntos de Urbanismo junto al edil Francisco Martínez.

En el próximo Pleno, este preguntará por las acciones judiciales del Ayuntamiento para tratar de cobrar de la promotora y de sus posibles «sociedades interpuestas». El Juzgado de Lo Mercantil 1 de Madrid investigará si el concurso de acreedores de Puerta Nueva es culpable y un juzgado de Cartagena rastrea un presunto desfalco de 9,2 millones, con Pilar Barreiro (actual senadora del PP) como alcaldesa y consejera de la mercantil.

Fotos

Vídeos