Pedaladas por una ciudad más verde

Los participantes en la bicicletada salen de la Plaza del Ayuntamiento, al inicio de la ruta. / Pablo Sánchez / AGM

Casi dos mil personas participan en la marcha en bici que promociona un transporte más sostenible y recauda fondos para la AECC

C. R.Cartagena

«Salimos todos los domingos a dar pedaladas por afición y hoy hemos dicho de venir aquí, porque además es por una buena causa». Quien habla así es Paco García, al frente de un grupo de ciclistas aficionados a la montaña, todos amigos, que junto a otros dos mil cartageneros contribuyeron a convertir en una fiesta deportiva y solidaria la bicicletada organizada ayer por el Ayuntamiento, con motivo de la Semana Europea de la Movilidad. Todos ellos pedalearon por una ciudad con menos coches y con un transporte más sostenible.

Como Paco y sus amigos, en la Plaza del Ayuntamiento se dieron cita grupitos de ciclistas constituidos por familias enteras, monitores deportivos con sus pupilos y clubes que tienen el ciclismo más como forma de vida que como afición. Todos ellos salieron poco después de las once de la mañana desde la puerta del Palacio Consistorial para realizar un recorrido a ritmo de paseo por calles del centro urbano. En total, cubrieron un recorrido de casi diez kilómetros que finalizó en el mismo lugar de salida poco después de la una de la tarde. Policías locales, voluntarios deportivos y servicios sanitarios contratados por la Concejalía de Deportes prestaron la seguridad durante el evento. Los policías también protegieron las salida y regreso de grupos de ciclistas desde los barrios.

Dorsales y camisetas

La bicicletada organizada por el Área de Desarrollo Sostenible cumplió también un fin benéfico, pues la recaudación por la venta de dorsales irá destinada íntegramente a los programadas de la junta local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Cada dorsal costaba un euro y tres las camisetas conmemorativas, recordaron los voluntarios que colaboraron en la organización.

El evento se desarrolló en un ambiente inmejorable, en una mañana soleada, con temperaturas más propias del verano que del otoño y con una ciudad con menos circulación de vehículos a motor que cualquier otro día de la semana. Además, a la llegada tuvo lugar una exhibición de los alumnos de la escuela del club TrialBici Cartagena, que cosecharon grandes aplausos con sus ejercicios sobre dos ruedas en un circuito montado en la puerta del Museo del Teatro Romano.

Fotos

Vídeos