«He pasado de vender cinco millones de lechugas a dos»

Santiago Pérez, en un campo aún sin producción. / P. Sánchez / AGM

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Santiago Pérez, un agricultor del Campo de Cartagena de 45 años, lleva toda su vida ligado a la tierra. Junto a otros socios, dirige alrededor de 60 hectáreas ubicadas entre La Puebla, La Aljorra, Torre Pacheco y Los Alcázares. Estos días está a la espera de recibir noticias sobre la utilización de agua de los pozos, para poder poner en producción sus cultivos. Pero las buenas noticias no llegan. «A estas alturas debía estar el campo al cien por cien, pero por la falta de recursos hídricos hemos sembrado poco más de la mitad de lo previsto», aseguró.

«La siembra de la temporada de invierno comienza a finales de agosto. Pero por esas fechas apenas trabajamos. En septiembre un poco más. Ahora estamos a la espera, porque no tenemos información de con cuánta cantidad de agua contaremos», añadió.

Para él, la situación que vive el Campo de Cartagena es ya «crítica». Esto le obligará a lo largo del año que viene a reducir también el número de plantaciones. «Estamos cambiando el modelo y, a partir de ahora, pondremos en producción menos hectáreas. Eso redundará en nuestros beneficios, pero también en el número de puestos de trabajo. Si antes llevábamos con nosotros a una veintena de personas, ahora tan solo tenemos a siete», contó a 'La Verdad'.

Reducción de la plantilla

Pone un ejemplo. El pasado año vendió a sus clientes cerca de cinco millones de lechugas por estas fechas, pero este ejercicio tan solo podrá servir dos. «Mis compradores se han tenido que ir a otras provincias para surtirse y hacer frente a sus compromisos en Europa», añadió.

Espera que el problema hídrico sea solucionado por los políticos «cuanto antes», aunque sabe que es difícil, porque cree que hay intereses ocultos de que Cartagena no siga produciendo al ritmo que lo hace.

Fotos

Vídeos