Todos los partidos menos el PP reprueban a Barreiro por El Batel

Miembros del PP, ayer en un ascensor del Ayuntamiento./J. M. R. / (AGM)
Miembros del PP, ayer en un ascensor del Ayuntamiento. / J. M. R. / (AGM)

MC anuncia que pedirá un estudio jurídico sobre posibles acciones legales por «prevaricación, malversación y fraude», entre otros delitos

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Todos los grupos políticos menos el Partido Popular aprobaron la reprobación de la exalcaldesa popular Pilar Barreiro por su «responsabilidad política» en la multiplicación del presupuesto del Auditorio El Batel, que pasó de 20 a 65 millones. El PP limitó la responsabilidad técnica al arquitecto y director de obras, José Selgas, y a las empresas constructoras. En el otro extremo, MC anunció que pedirá a los servicios jurídicos municipales que evalúen si Barreiro pudo cometer delitos de «falsedad en documento público, prevaricación, malversación y fraude», según la portavoz, Isabel García.

La ratificación de las conclusiones de la comisión de investigación de El Batel llevó al PP a pedir a los grupos que se ajustaran a su dictamen. Los populares hicieron constar sus reparos a la exigencia de responsabilidades políticas y se unieron al resto de grupos para suscribir la parte que atribuye posibles responsabilidades civiles y administrativas a Selgas y a las constructoras. «La cosa se queda ahí porque se ha demostrado que todo el dinero está en la obra», subrayó el portavoz, Francisco Espejo.

Ciudadanos apoyo la moción en su integridad, incluida la reprobación política pero instó a mirar hacia delante y que no se desprecie la «gran obra» que es el Auditorio y el activo que supone para la ciudad.

MC y Cartagena Sí Se Puede no solo consideraron justa la reprobación a Barreiro sino que mencionaron a los concejales de su gobierno que deben compartirla: María de los Ángeles Palacios, José Cabezos y José Vicente Albaladejo. A todos ellos se les imputa no solo haber elegido la ubicación sino también haber hecho dejación de las funciones de control que como representantes del promotor les correspondía y haber permitido que Selgas, presentara modificados y desgloses del proyecto por lotes que multiplicaran por tres su coste. También al excoordinador de Infraestructuras, Gabriel Ruiz, y al exjefe de Urbanismo, Jesús López.

«Hubo sobrecostes que fueron encubiertos al sacar del proyecto presupuestado la caja escénica, el entorno y la adecuación acústica y pagarlas aparte», advirtió Carmen Martín del Amor (PSOE). Por su parte, la portavoz de Cartagena Sí Se Puede, Pilar Marcos, incidió en la «responsabilidad política de quienes no dieron explicaciones de la nefasta gestión de la obra y sus efectos catastróficos sobre las cuentas municipales.

Comidas y coches oficiales

El PP intentó contraatacar y poner en evidencia a Movimiento Ciudadano en dos ocasiones. En una José López admitió que en otoño de 2016 invitó a comer a dos fiscales, cargando unos 200 euros -según el PP- a gastos de alcaldía, «para analizar la alerta yihadista de aquellas fechas». Por otra parte, MC admitió que el asesor de su grupo Enrique Pérez Abellán hizo de chófer de la concejal María José Soler, también de ese partido, porque «no había conductores disponibles» para ir a un acto a Playa Paraíso y pese a no estar autorizado para ello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos