Padres del Llano piden tapar las balsas de residuos y un pabellón

Lajara y Martínez-Cachá, en el patio del San Ginés de la Jara. / J. M. R.

El Ampa exige ahora más seguridad para sus hijos tras la inversión de medio millón de euros para aislar el centro educativo de los estériles mineros

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Satisfechos, pero no contentos del todo. Los padres de los alumnos de colegio San Ginés de la Jara, en el Llano del Beal, exigieron ayer incrementar las medidas de seguridad en el centro y en sus alrededores, para evitar que sus hijos entren en contacto, a través del aire, con los residuos contaminantes de las balsas mineras situadas en los alrededores de la instalación educativa. Así se lo hicieron saber ayer a la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, y a la directora general de Centros Educativos, María Remedios Lajara, en la visita que realizaron ambas a la escuela, para supervisar los trabajos realizados entre la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento dirigidos a aislar el centro.

Los padres reclamaron continuar con las mejoras en la escuela, a través de la construcción de un pabellón en la pista deportiva, para que los niños estén más resguardados cuando hagan gimnasia. También creen necesarias iniciativas encaminadas a eliminar de las inmediaciones antiguos pantanos mineros, de donde son arrastrados a través del aire partículas tóxicas que podrían afectar a los escolares.

«Estamos satisfechos de los trabajos realizados para enterrar las partículas contaminantes y de la celeridad con la que se ha actuado, pero ahora debemos ir más allá y mejorar este centro. Lo idóneo sería la construcción de un nuevo colegio, como se nos prometió hace años, pero sabemos que primero va el de La Aljorra. Esperemos que el siguiente sea el nuestro», dijo la vicepresidenta de la Asociación de Padres de Alumnos (Ampa), Rosa Lardín.

Martínez-Cachá se compromete a seguir mejorando el San Ginés de la Jara si hay informes que lo recomienden

Los alumnos de ese colegio han convivido durante tres semanas con una veintena de obreros y media docena de máquinas, después de que un estudio detectara en el patio niveles elevados de plomo y arsénico con potencial tanto tóxico como cancerígeno.

Entre ambas administraciones se ha invertido medio millón de euros para evitar que los alumnos entren en contacto directo con esas sustancias. Los trabajos han consistido en desviar las escorrentías que pasaban por el centro, la sustitución de las ventanas y la reparación de otras tantas y la colocación de nuevas persianas, para conseguir el aislamiento de los edificios. También se han pavimentado los patios y el campo de fútbol.

«Hemos cumplido»

«El Gobierno regional ha garantizado con estos trabajos la seguridad de los escolares. Ahora mismo, nada nos hace pensar que no sea así. Tenemos un informe en el que se recomendaba una serie de actuaciones, que se han realizado. A partir de ahora, seguiremos dando pasos en beneficio de la seguridad de los alumnos», dijo Martínez-Cachá.

Sobre la construcción de un pabellón añadió que «siempre estaremos dispuestos a seguir avanzando en la mejora del centro. Teníamos una hoja de ruta, que hemos cumplido. A partir de ahora, estaremos con la comunidad educativa para seguir mejorando esta y otras muchas instalaciones, si hay informes que lo precisan».

Por su parte, el concejal de Educación, David Martínez, que también participó en la visita al colegio, aseguró que los trabajos de mejora de la seguridad de los niños de el Llano del Beal «no se va a abandonar aquí» y que durante el curso se hará un seguimiento de la situación por parte del Consistorio. «Las condiciones son las más favorables, pero comprobaremos que todo va bien y que no hay ningún problema, siempre con la idea de mejorar», insistió.

Demandan mejoras en varios colegios «por su mal estado»

El concejal de Educación, David Martínez, aprovechó la visita de la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, al colegio del Llano del Beal para pedirle mejoras en otros centros educativos «por su mal estado». El edil exigió la construcción de pabellones, además de en el San Ginés de la Jara, en el de El Algar, donde los padres critican el mal estado de la escuela. También se necesitarían inversiones, dijo, en el San Cristóbal de El Bohío, en el Virgen de Begoña de Tentegorra y en el Aníbal de Los Mateos, entre otros.

Fotos

Vídeos