La oposición lamenta la falta de previsión con las obras y reclama que el Ayuntamiento tenga agilidad

Obras en Trovero Marín, la semana pasada./J. M. Rodríguez / AGM
Obras en Trovero Marín, la semana pasada. / J. M. Rodríguez / AGM

El PP carga contra la coalición de gobierno, Cs critica a MC por la gestión de las infraestructuras y Podemos quiere evaluar si las empresas cumplen

J. A. G.CARTAGENA

La interrupción, el retraso en la finalización y la falta de adjudicación de obras merecieron ayer las críticas de los tres partidos que han ejercido hasta ahora la oposición política en el Ayuntamiento de Cartagena. En declaraciones a 'La Verdad', tanto Partido Popular como Ciudadanos y Podemos cargaron contra la recién rota coalición de gobierno entre PSOE y MC, por los problemas en el ámbito de los proyectos de mejora de la infraestructuras y los servicios en la ciudad, los barrios y las diputaciones, y reclamaron que el Ayuntamiento mejore la agilidad de sus procedimientos y el control de las obras públicas.

«El estado de ejecución de las obras comprometidas por el ya exgobierno municipal pone de manifiesto lo que el PP ha denunciado durante esta legislatura. Hemos tenido un Gobierno improvisado, sin proyecto y sin ideas, más preocupado en boicotear proyectos para Cartagena que en cumplir sus promesas», lamentó el portavoz popular, Francisco Espejo.

Este recordó que, en noviembre de este año, su grupo «avisó de que era imposible que el Gobierno cumpliera su presupuesto municipal antes de finalizar el año, pues día 16 de ese mes solo había gastado uno de cada diez euros de las inversiones previstas en el presupuesto municipal; es decir, 1,9 millones de euros de los 15,5 millones recogidos».

«A pesar de estos datos, el Gobierno insistió en que la ejecución del presupuesto sería del cien por cien. Eran conscientes de que no iban a poder cumplirlo y volvieron a mentir a los cartageneros», denunció Espejo. Recordó que hay inversiones paradas como la apertura definitiva del Palacio de Deportes, la remodelación de la Plaza de la Merced y la excavación del Anfiteatro Romano, y manifestó que durante el año 2017 los equipos de la alcaldesa, Ana Belén Castejón, y del exalcalde y exedil de Urbanismo e Infraestructuras, José López, «hicieron algo peor aún: comenzar obras y ser incapaces de terminarlas». Puso como ejemplo la rotonda del Paseo de Alfonso XIII con la calle Capitanes Ripoll.

En la glorieta, «primero hicieron una chapuza y ahora la van a dejar patas arriba por incompetentes; y lo que es peor, con el presupuesto prorrogado es imposible volver a contratar la obra», dijo Espejo.

Mientras el Ayuntamiento ultima la reforma de la Plaza Trovero Marín, frente a las estaciones de autobuses y del Ferrocarril de Vía Estrecha (Feve), las muestras de desaprobación a la gestión de las obras llegaron también desde Ciudadanos. Su portavoz, Manuel Padín, descargó todas sus críticas en la formación cartagenerista, que ha gestionado el área de Desarrollo Sostenible a través de López y de María José Soler.

«La herencia que deja atrás MC en el Gobierno de Cartagena es un rosario de proyectos inacabados, que expresan con claridad que este partido nunca estuvo a altura operativa que se le exige a cualquier formación política para asumir responsabilidades tan importantes para un municipio como son las áreas de Urbanismo, Infraestructuras o Hacienda», dijo Padín.

Este solo salvó, en parte, a Isabel García, exconcejal de Hacienda, de quien dijo que es «la única persona del equipo de MC que ha demostrado capacidad de diálogo y consenso, para llegar a acuerdos muy interesantes para Cartagena» propuestos por Cs. Mencionó las mejoras de la calle Beatas y del Centro de Acogida para Animales Domésticos (Catad).

Padín pide apoyar a Castejón

Ciudadanos concluyó que «remontar el legado que ha dejado MC será complicado para la alcaldesa, pero no imposible»; y apuntó que «para lograrlo deberá contar con el apoyo de una mayoría suficiente del arco municipal», y que para ello él espera «que en todos los grupos prevalezca el interés general y superior de los ciudadanos de Cartagena».

La portavoz de Podemos, Pilar Marcos, pidió un cambio de rumbo en la gestión municipal: «No sabemos si es por la incapacidad de algunas empresas en terminar a tiempo la ejecución de las obras, o por la falta de previsión del gobierno. Lo que sí es cierto es que al final los que pagan las consecuencias son los vecinos de Cartagena, y ahora vamos a tener que esperar meses para que podamos ver terminadas plazas, rotondas, y algunas mejoras en barrios y diputaciones».

Podemos pidió al nuevo gobierno socialista «que, en lo que para ellos es una 'etapa apasionante', agilice cuanto antes el inicio de las obras paralizada». En palabras de Pilar Marcos, «no podemos estar con la ciudad llena de socavones y de obras sin terminar, después de años de abandono».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos